20 años del disco que marcó a una generación

En 1998 Pepsi puso en marcha su campaña «Generation Next». Incluía un disco que para muchos acabaría siendo la puerta de entrada a la música alternativa


Si tiene entre 28 y 40 años es más que probable que recuerde a Undrop o, más bien, su canción Train. Comenzaba algo tal que así: «There’s a train, it’s leaving today...» y en el estribillo subía a «and it’s going away, going away, going away…». E irremediablemente uno bailaba, movía la cabeza o trataba da chapurrear el resto de la letra. Era 1998 y Carlos Galán, director de la discográfica Subterfuge trataba de dar visibilidad a un grupo formado por dos hermanos suecos y un chaval abulense. Sonaban bien. Pero fue una campaña publicitaria de Pepsi la que hizo que sonaran mucho.

Bajo el nombre de Generation Next se promovió un acercamiento a la música independiente del momento, llegando a convertir el disco recopilatorio de la mentada campaña en una especie de puerta ideal para conocer una serie de nuevos sonidos y grupos que para una generación y un buen número de chavales habían pasado inadvertidos. Han pasado nada más y nada menos que veinte años desde aquello.

El disco (hoy solo conseguible de segunda mano) recopilaba veinte canciones de dos decenas de grupos. Una mezcla de nombres internacionales como Prodigy o Molotov, y nacionales como Dover, Australian Blonde o los gallegos Killer Barbies. Incluso figuraban los raperos 7 notas o 7 colores, pioneros del rap en castellano.

A día de hoy, comprobar como muchos de los grupos que configuran la lista han desaparecido tiene un deje de nostalgia. Es el caso de Dover, que provocó un tsunami gracias a su Devil came to me, y fueron reconocidos como el grupo grunge español oficial, aun cantando en inglés. Tampoco existen como tal los Sexy Sadie, que se separaron en 2006 aunque posteriormente hayan realizado alguna que otra reunión.

En ese sentido, también los vigueses Killer Barbies, comandados por la genuina Silvia Superstar, han sufrido algún que otro parón desde 1994.

De alma hippie, al sueco Steffan Rundquist, la voz de Undrop, pudo vérsele tras la desaparición de Undrop tocando con Macaco, para luego, más recientemente, coger su bici y su guitarra y girar por Europa en solitario.

Otras bandas han visto su éxito muy mermado. Molotov están lejos de la popularidad que alcanzaron con su disco ¿Dónde jugarán las niñas? clara referencia irónica al ¿Dónde jugarán los niños? de sus vecinos mexicanos Maná. Fue Puto la canción la incluida en este disco, aunque en España su Gimme tha power tuvo un reconocimiento más visible y poderoso.

Smash Smouth, archiconocidos por su All Star, hoy carne de meme para Internet, aquí entraron a través de la canción Walkin’ on the sun. Aún siguen activos, pero devorados por la fama de su canción más icónica, invisibilizando al resto de su irregular obra. ¿Y nombres que gocen aún hoy de éxito masivo? Sin duda Prodigy o Marilyn Manson aún gozan del favor del público, siendo reconocidos como exponentes clave de sus respectivos géneros musicales. Veinte años no son nada. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

20 años del disco que marcó a una generación