«Para romper el hielo, es mejor hablar de música que del tiempo»

Es pura energía. Judith Mateo llega con su primer libro bajo el brazo, «101 canciones con las que te ligarías a cualquiera», para descubrirnos que la música juega un papel en las relaciones, mientras sigue al pie del cañón, rompiendo moldes, con su violín


La todoterreno Judith Mateo, una de las grandes revelaciones de la música celta, que mezcla al violín lo gótico con el rock, vuelve a Galicia para presentar su libro y tocar en directo las canciones de su nuevo álbum.

-Octubre ha sido su mes, estrenó disco y libro. ¿Es un proyecto conjunto?

-Son proyectos diferentes, pero tienen sentido juntos. Por eso hemos adelantado el lanzamiento del disco.

-¿Cómo surgió lo de escribir?

-Planeta me ofreció la oportunidad y para mí fue un regalo. Llevo diez años trabajando en los medios, actualmente con mi programa en la radio de Castilla-La Mancha y en La 2 con Clásicos y reverentes. Todos estos años he estado investigando, leyendo y escribiendo.

-¿La música es importante en las relaciones?

-Para romper el hielo es mejor hablar de música que del tiempo. Si yo voy a conocer a una persona y descubro que le gusta el reguetón, me moriría. La música influye a la hora de poder compartir experiencias.

-Si «101 canciones con las que te ligarías a cualquiera» no sirve, ¿tiene plan B?

-No devuelvo el dinero (risas). Yo creo que teniendo cultura musical sí funciona. Al final del libro hay un cuestionario con las anécdotas más rocambolescas de los artistas y también viene un listado con temas de Spotify para oír con el libro.

-¿Cómo seleccionó las canciones?

-La mitad son artistas femeninas y la otra mitad masculinas. En el libro cuento anécdotas curiosas y explico el tratamiento musical de algunos temas.

-¿A qué se debe el nombre del disco? Cuéntenos...

-Radiestesia es la ciencia de los zahoríes que buscan con el péndulo las ondas que la tierra transmite. Yo hago un paralelismo, busco con el violín esa energía para seguir haciendo música.

-Mujer y violinista. ¿Es complicado, concilian bien?

-Sí, lo paleo a diario. He estudiado 15 años y a la hora de una contratación toda mi vida me he encontrado con una industria que me dice: «Ah, pero ¿no cantas?». ¿Por qué tengo que cantar? Soy violinista.

-¿Cómo ve el panorama musical en Galicia?

-Me da mucha envidia el tratamiento que tenéis a vuestra música y a vuestros músicos. Creo que con Cataluña es de lo más potente del panorama nacional. En Castilla-La Mancha no tenemos ese golpe musical, por eso empecé en el folk y en la música celta, ahí me di cuenta de que con el violín se podía hacer más que clásico.

-Se habla de usted como la única mujer violinista rockera de España, ¿cómo se siente?

-Que de alguna forma abro camino a todos los niños y niñas que quieren hacer música. En Galicia, gracias al folklore, sí hay espacio para mujeres como Susana Seivane o Cristina Pato.

-Acumula más de un millón de escuchas en Spotify, ¿está pendiente de las cifras?

-No, todo es márketing. Cuando me empezó a pasar fue con la primera versión que hice de ACDC que causó sensación porque era la primera vez que se hacía algo así aquí. Actualmente sé que la industria es la que decide qué posicionar. Si por ejemplo apostaran por el instrumental a todos les gustaría, igual que ahora mismo apuestan por Rosalía y todo el mundo habla de ella.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Para romper el hielo, es mejor hablar de música que del tiempo»