«En Corea del Sur la ópera está de moda»

Entre la nueva cosecha de cantantes de Corea del Sur, el joven tenor ha logrado fijar ya su nombre en los carteles de los principales teatros del mundo, desde Viena a Nueva York. Mañana afronta un gran reto en A Coruña, con «El Pirata» de Bellini


Si en Múnich, la temporada pasada, triunfó con el Guillermo Tell de Rossini, ahora en su debut español le aguarda otro desafío casi imposible por las extremas exigencias vocales que plantea la partitura de El Pirata de Bellini, un reto a menudo inexpugnable para los tenores. Kang lo intentará mañana en la inauguración de la Programación Lírica coruñesa (Palacio de la Ópera, 20. 00).

-¿Cómo descubrió la ópera, es cierto que en Corea del Sur es un espectáculo muy popular?

-Bueno, mi intención al principio no era cantar sino convertirme en profesor de música. Pero durante un verano acudí a los cursos de una academia en Salzburgo y el profesor que tenía allí me dijo que con mi voz lo que debía de hacer era establecerme en Europa e intentar llegar a ser cantante de ópera. Así que le hice caso. Puedo decir que en estos momentos la ópera se ha convertido en una tendencia en mi país, está de moda, si bien es cierto que en mi país siempre ha habido interés por la

ópera y los musicales. Solo espero que esto siga siendo así durante mucho tiempo.

-Aquel profesor debió ver algo especial porque desde entonces no le ha

faltado trabajo. La temporada pasada triunfó con «Guillermo Tell» en Múnich y con «Los cuentos de Hoffmann» en el Metropolitan. Estará contento después de haber seguido aquel consejo…

-En estos momentos no puedo quejarme. Después de debutar en el Metropolitan de Nueva York con el protagonista de Los cuentos de Hoffmann ahora voy a cantar esta misma ópera en otro gran teatro, la Ópera de Viena. Lo cierto es que en estos últimos tiempos no me falta el trabajo: de todo el año solo estaré un mes en casa, el resto lo paso

viajando de un teatro a otro. Sé que es duro, pero es mi trabajo y me encanta.

-¿Es tan bueno como dicen el sistema educativo de su país?

-En lo que se refiere a la formación de cantantes creo que es uno de los mejores del mundo. Solo tiene que darse una vuelta por los principales concursos de canto y verá cuántos cantantes buenos de mi país encontrará. Eso sí, la educación debe complementarse con estudios sobre cultura europea, interpretación …

-Ahora debuta en A Coruña con uno de los roles más complejos de todo el

belcantismo, uno que ni siquiera Kraus o Pavarotti abordaron jamás, el del tenor en «El pirata». ¿Por qué es tan difícil de interpretar?

-Cierto, el de Gualtiero es un papel dificilísimo para cantar. Tienes que poseer lo agudos pero a la vez un timbre más oscuro del que se asocia con el tipo de tenores más ligeros. Siempre se habla del famoso do de pecho, que no todos los tenores tienen. Pero es que aquí el tenor debe enfrentarse por dos veces con una nota aún más aguda, el temible re bemol. Y la dificultad no se encuentra solo en las ascensiones al agudo sino en que se trata de una parte muy dramática, por eso un tenor de voz ligera no puede afrontarla.

-¿Cuáles son sus modelos a la hora de cantar?

-Me encantan los tenores españoles, hay tan buenos cantantes en este país… Adoro a Kraus, Domingo y Carreras, y por supuesto me gusta Pavarotti.

-¿Qué es lo que la gente encontrará en este «Pirata» coruñés?

-He cantado Rigoletto con Juan Jesús Rodríguez en Hamburgo y el maestro Allemandi me ha dirigido Guillermo Tell en Múnich… son colegas fantásticos. La gente podrá disfrutar de la oportunidad de ver una ópera pocas veces representada con un reparto maravilloso. Para mí será el debut en este rol.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«En Corea del Sur la ópera está de moda»