Dua Lipa quiere poner sus propias reglas

Seguramente hayas escuchado «New Rules», uno de los hits de la temporada y la canción con la que esta británica ha entrado en los lugares más insospechados. Es el caramelo de una artista que aspira a ser mucho más

.

La canción más famosa de Dua Lipa, New Rules, no es de las que engancha de inmediato. Ni esa voz suya con un toque de plomo, ni la estructura inicial -un tanto repetitiva y aparentemente indefinida- son de las que despiertan las mariposas del estómago al instante. Pero, sin embargo, uno no tiene ganas de pulsar el stop al escucharla. Todo lo contrario. Gracias a sus coros, a ese ligero toque tropical de fondo y los giros que empieza a dar su voz, la oreja sigue atenta. En cuanto entran los flashes del baile antes del estribillo, se produce esa mezcla de misterio y excitación que da sentido al pop. Se trata, sí, de un temazo. Y ella, una cantante que brilla como un fulgurante astro.

Estamos ante una canción de autoayuda. Capta a la perfección la malsana sensación de un mujer que necesita dejar de ver a un hombre que no la ama, pero que se vuelve loca por estar con él, aunque sea de ese penoso modo. Para ello establece una serie de reglas. Las enumera sobre ese colchón electrónico: «Uno, no descuelgues el teléfono / sabes que solo te está llamando porque está borracho y solo / Dos, no le dejes entrar / tendrás que volver a echarle otra vez / Tres, no seas su amiga / sabes que te vas a despertar en su cama por la mañana / Y si estás debajo de él (bajo su control) /nunca vas a superarlo (lo tuyo con él)». En el quiebro que se produce entre el fin de esa lista y la proclamación de un estribillo definitivo como «I got new rules, I count them», justo ahí, se enciende definitivamente la admiración del oyente.

New Rules es el caramelo más exquisito de la pequeña producción de Dua Lipa hasta el momento. Esta cantante inglesa de origen albanokosovar que actualmente tiene 22 años y un disco en el mercado, se encuentra en boca de todos. Igual aparece en los escenarios del Festival de Benicasim actuando para el público indie, como se cuela en horario de máxima audiencia y target familiar en los talent-shows europeos como La Voz en España o X Factor en Italia. En todos los formatos exhibe la misma seguridad que mostró en su adolescencia cuando le dijo a sus padres: «Quiero ir a Londres, porque quiero ser cantante». No, para ella no existía un plan b.

Dua Lipa es la hija de dos refugiados, Dukagjin Lipa y Anesa, que se escaparon de Kosovo durante la guerra de Bosnia. Establecidos en Londres, la criaron envuelta de música. Su padre, de hecho, era músico del grupo de rock Oda. Esto hizo que ella creciese al son de bandas como Radiohead, Bob Dylan, David Bowie, Stereophonics o U2. Más tarde, definió sus propios gustos. Se fijó en dos figuras pop que la hacían sentir fuerte cuando las escuchaba: Pink! y Nelly Furtado. Ahí se instala un gusanillo que la llevaría a encerrarse en la habitación imitándolas y, poco después, al canal de vídeos YouTube. A los 14 años empezó a subir a su cuenta las versiones que hacía de Christina Aguilera, Rihanna o la propia Nelly Furtado. Ahí se encontraba en Pristina, Kosovo, a donde había vuelto la familia tras la guerra. A los 16 ya nada la retenía allí. La capital inglesa era el objetivo. Tiraba de ella como si de un imán se tratase.

Modelo e icono

La particular belleza y estilo de la cantante la llevó a trabajar de modelo en varias ocasiones. Revistas como Vogue Elle se fijan en ella de continuo. Se trata de uno de los iconos musicales actuales que más interés despierta por su imagen. Pero precisamente por eso insiste en dejar claro que no se trata en ningún modo de un producto prefabricado por la industria. En las entrevistas recalca que ella compone sus temas y decide cada paso de una carrera que tuvo su primer indicio de éxito con el sencillo Be The One, a finales del 2015. Además de en Inglaterra, su eco llegó a Alemania, Bélgica, Suecia o España, donde tiene gran predicamento en las radiofórmulas.

Desde entonces, empezó a trabajar en un álbum con los productores Emile Haynie (Lana Del Rey, FKA twigs) y Andrew Wyatt (Miike Snow, Charli XCX) que finalmente vio la luz el año pasado. En él se recogen los singles que ha ido dejando caer durante los dos últimos años como Blow Your Mind, que bien podría ser la cara enfurecida de New Rules por su modo de despedirse del otrora novio.

Entre las nuevas composiciones destaca el trotón pop sintético de Lost in Your Light (con Miguel) o IDGAF, de nuevo poniendo puntos sobre las íes en cuando a rupturas: «Dices que estás arrepentido / pero es demasiado tarde ahora / Así que guárdate esto, vete, cállate / Porque si crees que me preocupo por ti ahora / Bueno, chico, me importa un bledo». Quizá estos temas generen en sus seguidoras las mismas sensaciones que ella experimentaba cuando era fan de Pink! Muchas veces en esas conexiones se encuentran las claves para la pervivencia de estrellas así.

Por ahora su irrupción no ha podido ser mejor. Sus temas se pinchan, se bailan y hasta se versionan en Operación Triunfo . La imprevisible rueda del pop será la que diga si todo se queda en esto o va más allá.

 

Votación
3 votos
Comentarios

Dua Lipa quiere poner sus propias reglas