Una estrella pop muy diferente

Lejos del canon de las grandes divas, P!nk emerge desde ese segundo plano en el que habita con una sorpresa: su nuevo disco está arrasando en ventas en todo el mundo

.

No es Kylie Minogue, Britney Spears o Rihanna. Tampoco, Beyoncé, Taylor Swift o Adele. Desde su propio nombre con esa admiración haciendo el papel de «i» ya advierte una singularidad muy especial. P!nk no acapara tantos centímetros cuadrados en la prensa como las divas oficiales del pop. Tampoco, segundos en radios y televisión. Pero en un mundo tan sinuoso como el pop mainstream ha logrado estar ahí todos estos años, con un enorme respaldo de fans, un inédito apoyo ocasional de la crítica seria y una colección de discos que acogen hits infalibles.

Su último trabajo, el recién editado Beautiful Trauma, ha entrado por la puerta grande. El single de adelanto What About Us, escrito por la propia P!nk, Johnny McDaid (Snow Patrol) y Steve Mac tiene madera de himno dance-pop. «Somos focos reflectores / podemos ver en la oscuridad / Somos cohetes, apuntando hacia las estrellas / Somos miles de millones de corazones hermosos», canta de arranque en una canción que crece y crece. Escucharla imaginando una discoteca resulta inevitable. Bailarla en una, sintiendo el parpadeo de las luces en el rostro, una placentera experiencia de fin de semana.

Sus seguidores lo saben. Y han estado ahí, manteniendo el pulso en este nuevo capítulo de su carrera. A falta de grandes ramos de flores mediáticas, los números hablan por sí solos. Según datos facilitados por su discográfica, Sony, la artista americana ha sido número 1 en la lista Billboard 200 por segunda vez en su carrera. Solo en la primera semana despachó 407.500 unidades en total. Aseguran que se trata del debut de mayores ventas de una artista femenina en el 2017. Eso en EE.UU. En el resto del mundo se hizo con el número uno en Australia, Reino Unido, Canadá, Francia, Nueva Zelanda, Irlanda, Bélgica, Suiza, Austria y Holanda y es Top 5 en otros 14 países.

Todo ello pese a no encajar en los estándares. En una reciente entrevista con ella en New York Times se mostraba consciente de ello: «Nunca fui tan grande como Christina o Britney. Si miras cualquier párrafo sobre música pop, no me verás mencionada». También de otro de los problemas que arrastra en la dictadura de lo juvenil en la que vivimos. P!nk tiene 38 años. «No pinchan a chicas de más de 35 años en las radios Top 40, por supuesto, hay excepciones, pero suelen ser canciones, no artistas, a no ser que seas Beyoncé», decía también.

Sin embargo, aquí está ella reivindicando su individualidad, fundiendo música pop, baile y acrobacias en una trayectoria hecha en un segundo plano, pero sólida y convincente. Así lo transmite con su imagen, esa que tanto recuerda Brigitte Nielsen y hace pensar que nos queda P!nk para rato. En ese nuevo álbum existen bastante razones para creerlo.

Ha sido número 1 en 11 países y top 5 en

otros 14

Votación
0 votos
Comentarios

Una estrella pop muy diferente