«Soy un marciano con corazón»

Las Nancys Rubias están de estreno. El grupo musical de pop, glam y electrónica liderado por Mario Vaquerizo publica el 9 de junio «Marcianos Ye-Yés».

.

El polifacético artista, casado con Alaska, confiesa: «Me encantaría cogerme la Nancyfurgo y tirarme un mes dando conciertos por la América profunda. Sería increíble».

-¿Qué vamos a encontrar en «Marcianos Ye-Yés»?

-Nuestra esencia sigue intacta. Nuestras canciones son fieles a lo que somos, a nuestro mundo y con la misma línea ideológica. Es decir, canalizar los momentos de ocio en un proyecto musical. Una aventura que empezó hace trece años como una diversión entre un grupo de amigos y que sin pretenderlo se ha convertido hoy en una profesión. Somo obreros musicales.

-Y con respecto a vuestros comienzos hace trece años, ¿en qué habéis cambiado? ¿Qué hay de diferente en este trabajo?

-Hemos dado el paso, nos hemos atrevido, por fin, a salir de esa especie de endogamia en las que estábamos establecidas con respecto a los autores de nuestros temas. Nos apetecía cambiar y escuchar ofertas de otros compositores y está la nueva incorporación de Guille Milkyway que nos ha hecho tres canciones y que nos entusiasman.

-«Marcianos Ye-Yés». Parece toda una declaración de intenciones.

-Y lo es. Estamos muy contentos. Somos marcianos y además hemos hecho una propuesta musical muy marciana. Es un disco muy underground con las letras que nos hace Nacho Canut y que están basadas en experiencias personales como Filosofía pipa, y con música muy pegadiza y muy bailable, como comprobamos siempre que actuamos en festivales y fiestas populares.

-Un nuevo trabajo con el que además estrenáis «look».

-Sí. El responsable de nuestro nuevo estilismo y de nuestra portada ha sido Juan Gatti. Cuando estábamos trabajando en el disco, nos comentó que quería convertirnos en hippies psicodélicos, pero con un punto glamuroso y de ahí los pantalones de terciopelo, las casacas doradas y por supuesto, nuestras ideales plataformas. Fabio McNamara lo definió como psicodelic chic.

-¿En dónde crees que radica el éxito de las Nancys Rubias?

-Somos un grupo asimilado por el mainstream que da entrevistas, que actúa en festivales, pero que jamás hemos sonado en una radio comercial. Y además, somos sinceros y vamos con la verdad por delante, no tocamos instrumentos. Puede que ahí resida nuestro éxito. Creo que el éxito es estar a gusto contigo mismo, hacer en cada momento lo que te apetezca, hacerlo de la mejor manera y de la forma más digna. El día que cuando salga a actuar con las Nancys, me aburra, ese día lo dejaré. Así lo he hecho a lo largo de mi vida.

-¿Para cuándo una colaboración de Alaska y Fangoria con las Nancys?

-No lo sé. Somos artistas distintos y llevamos carreras diferentes. En los conciertos, el número final siempre lo hacemos con Alaska y al público le entusiasma. Pero hacer un disco en común es complicado.

-¿Y Alaska es fan de las Nancys Rubias?

-¡Claro! Uno de los mejores regalos que me ha hecho mi mujer fue una nota en la que me escribió: «Desde los trece años he soñado con ser groupie y ahora estoy casada con la estrella del grupo».

-¿Cómo te preparas para salir al escenario?

-Me tomo tres cervezas, me maquillo y a darlo todo. Cada concierto lo vivimos como una auténtica fiesta. Queremos que el público se divierta y se lo pase bien.

-¿Nunca estás de bajón?

-Sí. Muchas veces. Tengo mis momentos de tristeza, de inseguridad, pero no lo suelo demostrar.

-¿Quién es Mario Vaquerizo?

-Un marciano con mucho corazón.

Votación
0 votos
Comentarios

«Soy un marciano con corazón»