Olga Hueso: «La versión del cine me inspiró cero pelotero»

En un par de años pasó de cantar en la ducha a coprotagonizar el musical más visto en España. Lo suyo, reconoce, era el teatro de texto, pero conocer el alma de «Mamma Mía!» le ha hecho replantearse todo.


C. C. | Dicen que su incorporación le ha aportado a Mamma Mía! una nueva vis cómica y un toque flamenco. Tras su primera experiencia en el género con Sister Act Olga Hueso se confiesa ahora arrebatada por el musical, una vertiente de su carrera que en principio no entraba en sus planes.

-Usted se incorporó a «Mamma Mía!» en su segunda etapa, en el 2015. ¿Había visto el espectáculo?

-No, yo era muy poco de musicales. Yo era más de teatro de texto. En mi vida había cantado en público hasta que, un poco de churro, hice Sister Act. Y ahora estoy encantada de la vida. He descubierto que tengo una vocación de musicales que no conocía en absoluto.

-¿Qué tiene «Mamma Mía!» que tanto atrapa?

-Cuando le preguntaban a Abba por qué sus canciones enganchaban tanto al público siempre decían que no lo sabían. Pues eso digo yo también. Yo creo que más allá de un buen texto, de la maravillosa música y la escenografía, la energía que se desprende de la función es tan positiva y tan fuerte que es lo que realmente envuelve a los que la hacemos y a quienes nos van a ver.

-¿Hasta qué punto le influyó la Tanya que en el cine interpretó Christine Baranski?

-Nada, cero pelotero. Mamma Mía! es una franquicia y tiene unas pautas como cualquier texto del mundo. Pero nada más. Yo mi Tanya la abordé desde mí misma y me la he llevado completamente a mi terreno.

-Hasta el punto de que se marca un baile flamenco...

-Claro, es que yo bailo flamenco desde chiquitita. Lo hice medio en broma en un ensayo, al director le encantó y lo incluyó. Mamma Mía! es así. Todo lo que propongas, si a ellos les encaja y les gusta, lo compran.

-¿Qué diferencias ha advertido respecto a «Sister Act», su primer musical?

-No demasiadas. Lo que sí he advertido es muchas diferencias entre los musicales y el resto del teatro que yo había hecho. Aquí hay un rigor muy, muy importante. Todo está medido y todo tiene que salir perfecto.

-Sin embargo, el actor de musicales está menos valorado.

-Hasta hace poco en el teatro musical que se hacía en España se valoraba más el canto que la interpretación. Por tanto se buscaba a alguien que fuese más cantante que actor. Pero creo que ya se ha caído en la cuenta de que esto es teatro musical. Primero teatro y luego musical.

-¿A qué musical le diría sí con los ojos cerrados?

-A cualquiera. Estoy en modo aprendizaje. Cualquiera me viene bien.

-¿No echa de menos el teatro de texto?

-Sí, la verdad que un poco sí. Estoy encantada con Tanya, es un personajazo, pero habla poco. Espero volver a hacer una obrita y no quedarme atascada en el musical.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Olga Hueso: «La versión del cine me inspiró cero pelotero»