El fructífero accidente de Dylan


Muchas alegrías ha dado a los fans de Bob Dylan aquel año de retiro que se cogió en 1967 después de un accidente de moto y en el que se encerró en una casona en Woodstock a escribir, componer y grabar de modo casero infinitas canciones acompañado por los miembros de The Band. Infinidad de bootlegs han salido de aquellas sesiones conocidas como The Basement Tapes, que encontraron el pasado año, por fin, una edición íntegra oficial. Pero la historia no ha terminado. Un documental llamado Lost on the river: The new basement tapes cuenta cómo hace unos meses se reunieron Elvis Costello, Rhiannon Giddens, Taylor Goldsmith, Jim James y Marcus Mumford, bajo la producción de T Bone Burnett y con colaboraciones de gente como Johnny Depp, para ponerle música a unos poemas que Dylan escribió en aquel retiro, experimento que se traducirá en un disco doble pendiente todavía de publicación. En el documental se puede ver cómo intentan estos músicos tan dispares recrear la atmósfera creativa que debió de reinar en el caserón de Woodstock y no lo logran; aunque sí sacan adelante una colección de temas -entre risas y llantos, que también los hay- que cuentan con la aprobación del propio Dylan. Quién sabe cuántas sorpresas más nos depararán esos días de composición frenética de Dylan.

Votación
0 votos

El fructífero accidente de Dylan