Recinto de Beiramar, un cajón de sastre casi vacío


La urgencia de llevar gente al auditorio y acabar con la imagen de un complejo infrautilizado desde su inauguración tiene de los nervios al alcalde y a su gobierno. Por ello, con la excusa de dar servicios o mejorar los existentes, se busca darle usos complementarios a los tradicionales de un recinto diseñado como contenedor cultural y palacio de congresos.

Instalar allí la UNED es la última idea y, por lo que se está viendo, de cumplirse será pasado un tiempo, no con la inmediatez que Caballero anunció en mayo. También se baraja la creación de una sala de estudio para universitario, quejosos por la falta de locales en la época de exámenes, principalmente en horario nocturno y fines de semana.

Antes de todo esto, cuando aún estaba en construcción, Caballero anunció la instalación allí de la Biblioteca del Estado que negoció con el entonces ministro de Cultura César Antonio Molina, pero la propuesta no se materializó y Vigo sigue sin esta dotación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Recinto de Beiramar, un cajón de sastre casi vacío