Palada a palada hacia el parto

Teresa Portela enfila su último mes de gestación, pero entrena casi a diario y aún salía con su piragua por el Lérez hace solo unas semanas


ferrol / la voz

Teresa Portela avanza palada a palada hacia el parto. A punto de entrar en el último mes de gestación, la piragüista de Cangas intenta mantenerse en forma. Entrena a diario para no perder demasiado. Desde hace unas semanas ya no tiene el dilema sobre si le conviene salir al Lérez en piragua. La sucesión de temporales le impidió navegar por el río como venía haciendo hasta hace muy poco tiempo. «Fui ganando volumen, así que ahora ya estoy mucho más incómoda para ir en una piragua, que es estrecha», explica la excampeona del Mundo, que espera una niña a finales de marzo.

Portela, de 31 años, y casada con el expiragüista David Mascato, ha disfrutado de un embarazo tranquilo, con los ciclos de cualquier madre primeriza y, aunque en este 2013 no va a competir, nunca renunció a entrenar: «Al principio me encontraba muy cansada, con sueño, luego pasé mejor la época central del embarazo y ahora me noto otra vez más fatigada». Arrastra nueve kilos más de peso, pese al ejercicio.

Desde hace años los médicos recomiendan ejercicio moderado durante el embarazo, como ha ido haciendo Portela, con el matiz de que bajaba al agua. «Iba a Pontevedra para salir con la piragua, pero ahora evito coger el coche y los desplazamientos», explica. Sigue realizando trabajo aeróbico. Bicicleta estática, cinta para correr, máquina elíptica, ergómetro... Cambió el ejercicio al aire libre por los aparatos, antes en un gimnasio, y ahora en la clínica de fisioterapia que tiene con su marido en O Grove. Ya dejó de trabajar y solo acude «para echar una mano».

La palista gallega más laureada ha ido invirtiendo la rutina habitual de sus ejercicios. «Si normalmente en los entrenamientos vas de menos a más, esta vez fue de más a menos (ríe). Más que ganar fuerza muscular, quería evitar perder tanta, para mantener algo. Aunque desde que no salgo a remar, ya me noto más cansada», explica.

Portela logró el cuarto puesto en K-1 200 en el Mundial de Duisburgo del pasado verano consciente de su embarazo. El 2014 lo ocupará su maternidad, pero en el 2015 quiere ir al Mundial para pelear por la plaza olímpica en Río. «Soy primeriza, todo el mundo me dice que la niña me absorberá mucho tiempo. Aunque mi idea inicial es esa», explica.

Mientras nota como la criatura se mueve en su seno, trata de disfrutar de las semanas previas al parto -«este momento también es muy bonito, y no he tenido vómitos ni nada»-, siguiendo la máxima que de su estado en una red social: «Lo que importa es el camino, no solo el destino».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Palada a palada hacia el parto