El «Reina Mercedes» vuelve a navegar con Javier Yuste al timón

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

FIRMAS

Javier Yuste posa con un ejemplar de su opera prima, «Los últimos años de mi primera guerra».
Javier Yuste posa con un ejemplar de su opera prima, «Los últimos años de mi primera guerra». Ramón Leiro

La segunda obra del escritor pontevedrés recrea la vida de la nave que sirvió en las armadas española y estadounidense

29 ene 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

Lo que iba a ser un artículo en la Revista General de Marina a cargo del escritor pontevedrés, aunque oriundo de Gernika-Lumo, Javier Yuste pronto se convirtió en al génesis de un ensayo que relataba la azarosa peripecia del Reina Mercedes, un buque que sirvió a la armada española y, tras la Guerra de Cuba, a la estadounidense. «De todos aquellos buques que cambiaron de manos, este es el que tuvo vida más longeva, llegando hasta 1957, y cuya baja supuso un acercamiento más» entre ambos países.

Publicado en el seno de la colección Tombooktu Historia, la obra Crucero Reina Mercedes. De la Armada española a US Navy, aborda la azarosa historia de un pontón o batería flotante que fue botado cuando se cumplía exactamente el 78 aniversario del inicio de la Guerra de Independencia. Doce años más tarde de aquel 2 de mayo de 1886, y ya iniciada la Guerra de Cuba, la tripulación de este buque fue protagonista de las manipulaciones de la prensa que encabezaba el magnate William Randolph Hearst. Así, tras un ataque en el que fue abatido el capitán español, los tabloides aseguraron que la escuadra norteamericana había conseguido hundir al pontón que comandaba.

Este desenlace terminaría por producirse apenas un mes más tarde. Sin embargo, este hecho solo fue un punto y seguido en su historia: «Fue el único de los dos que pudieron reflotar los americanos que llegó a territorio norteamericano. El otro fue el Infanta María Teresa, cuyos restos están en Bahamas», señala Javier Yuste.