«El teatro también puede servir para hacer "escrache" social»

Ha participado en series tan conocidas como «Águila Roja» o «Cuéntame»


Hizo de monja en Águila Roja y de prostituta en Cuéntame. Terminó Arte Dramático en Madrid y le dieron un premio Max por su primera producción teatral (Desde lo invisible, 2008). Después de dar a luz a su primer hijo, se ha traído los bártulos de Madrid para hacer en su ciudad natal lo que mejor sabe hacer: curar con el teatro. Victoria Teijeiro Álvarez (A Coruña, 1977) es actriz, arteterapeuta y acaba de poner en marcha la primera escuela profesional de teatro para personas con discapacidad intelectual, en el barrio de Los Rosales.

-Dice Cayo Lara que los cobradores del frac llevan toda la vida haciendo «escrache». ¿El teatro también?

-El teatro también puede servir para hacer escrache o denuncia social y, de hecho, ya se hace. Lo que pasa es que son producciones que luego no llegan a los grandes escenarios. Se quedan en los alternativos y sin subvención pública.

-¿Cree que tanto el teatro como el cine deben estar subvencionados? ¿La última película de Almodóvar también?

-Ja, ja, todavía no la he visto, pero sí las críticas que ha recibido. Yo creo que el arte debe estar subvencionado con fondos públicos. El problema es cuando es el político el que reparte el dinero. He visto subvenciones de 35.000 euros para producciones que luego solo tenían dos atriles en el escenario.

-¿Está calando el discurso de que la cultura es un artículo de lujo que no nos podemos permitir?

-Sí, porque a los gobernantes no les interesa que estemos en medio ni que contemos lo que está pasando de verdad.

-¿Hay «culturas» recortables como la del Gaiás? La Xunta acaba de paralizar las obras.

-Son grandes mamotretos no pensados por gente de la cultura. Hay teatros en los que los actores necesitan micros porque están mal construidos.

-Lo malo es cuando para salvar las taquillas los productores apuestan por personajes de la televisión.

-Coloco a un famoso y me aseguro el lleno. Eso es exactamente lo que está pasando ahora mismo.

-El día menos pensado les meten a Belén Esteban de actriz.

-De momento no lo necesita, pero en cuanto no le quede otra, ¡ya verá usted como sí!

-Pues ahora que le han entrado a robar en su vivienda, a lo mejor sí lo necesita. Cualquier día les aparece por el mundo de la escena...

-Quite, quite, ja, ja... Lo que está claro es que la tele ha hecho mella en el mundo de la escena. El teatro se llena, sí, pero con funciones superficiales. Se programa ocio y entretenimiento, y el teatro es cultura.

Victoria Teijeiro imparte el primer taller de teatro para personas con discapacidad

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«El teatro también puede servir para hacer "escrache" social»