«Tengo un compromiso ético y moral con mi carrera»

Jorge Lamas Dono
jorge lamas VIGO / LA VOZ

FIRMAS

Miguel Narros dirige la representación de «Yerma», de Federico García Lorca, que mañana se podrá ver en Vigo

15 nov 2012 . Actualizado a las 06:00 h.

Miguel Narros dirige a catorce actores y actrices en la representación de Yerma, de Federico García Lorza, que se podrá ver mañana en el Centro Cultural Novacaixagalicia. Silvia Marsó encarna a esta mujer que lucha por defender su destino.

-¿Requiere una preparación especial un papel como Yerma?

-Todos los personajes hay que prepararlos con la misma intensidad porque no los hay pequeños. Hay que rebuscar en la profundidad de cada uno y no basta con aprendértelo y tratar de hacerlo natural; hay que hacer un trabajo profundo y exhaustivo para desarticular todos sus resortes internos, entenderlos y compartirlos. Yerma requiere más profundidad al ser un personaje complejo que pasa por estados de ánimo extremos.

-Yerma fue escrita en una España muy rural. ¿Sigue vigente?

-Lorca supo retratar las angustias, ilusiones y contradicciones del ser humano. Es impresionante como este hombre entendía a la gente y como tú, como espectador e interprete, empatizas con los personajes escritos por él. Lorca es universal y puede representarse en cualquier lugar y época, como ocurre con los grandes textos griegos.

-¿Establece paralelismos en esta obra con la actualidad?

-Sí, está la conciencia ecológica, un concepto que no existía cuando Lorca escribió. En boca de Yerma se hace referencia a la naturaleza, algo que en aquella época ni se planteaba. Está la codicia humana, plasmada por la decisión del padre de casarla con un hombre rico al que ella no amaba por lo que le roban el destino. Eso ocurre ahora con esta crisis. Un grupo de banqueros, por su codicia inagotable, decidieron acumular más y más, provocando una crisis mundial que ha destruido el futuro de millones de personas.

-¿Las claves para entender la actualidad están en los clásicos?

-Sí, los grandes textos teatrales han pasado la criba de los siglos y siempre encontramos puntos de encuentro. Son obras universales llenas de claves para la sociedad actual, por eso es tan grande el teatro y por eso no muere; es un punto de encuentro para la reflexión entre el espectador y el autor, y los actores somos los vehículos transmisores; me siento muy orgulloso de ser un vehículo transmisor.

-Un vehículo transmisor muy activo.

-Sí, no me quejo, pero también digo que no a muchas cosas que no son interesantes, procuro seleccionar bien mis trabajos; tengo un compromiso ético y moral con mi carrera por eso no hago cosas en las que no creo, excepto en ocasiones para ganar dinero y luego poder producir mis propias obras. Pero el listón se está poniendo muy alto porque después de hacer Casa de muñecas, de Ibsen, y ahora Yerma ya no sé que podré hacer después.

-¿Cómo le fue en Colombia, donde ha trabajado en cine?

-En Colombia tienen mucho que contar porque han vivido una situación muy dura y la sociedad está agrietada. Están en un intento de abrirse al exterior; de hecho, han aprobado una ley que subvenciona a las productoras que trabajen allí y promocionen el país. Llegará un momento en que se centrará en Latinoamérica el mercado del audiovisual en español.

-Es raro ver hoy en día muchos actores sobre un escenario.

-Es un privilegio que el público dejará de ver, así que deben aprovechar esta última oportunidad porque ya no se puede. La subida del IVA, que ha sido una guillotina tremenda para la cultura y con la crisis, ya no permite producciones así. Por el mismo precio van a tener una obra de prestigio con un gran autor y una gran músico, Enrique Morente. Él hizo en vida la banda sonora de esta producción para esta obra. Hizo Yerma con Miguel Narros hace años y es la misma que estamos utilizando. Durante años, no se podrá ver en España porque se está quedando atrás en cultural.

-Tras varios años de ausencia, ha regresado a la televisión con Gran Hotel.

-Cuando trabajas en un gran producto, como es Gran Hotel, se agradece porque tienes buenos guiones y buenas ambientaciones y con series interesantes. Estoy encantada de hacer televisión de vez en cuando. Ha sido bonito trabajar con este equipo.

silvia marsó actriz