Gobiernos en la cuerda floja

Miguel Ascón Belver
MIGUEL ASCÓN OURENSE / LA VOZ

FIRMAS

Ocho ejecutivos están en minoría o viven con pactos más o menos estables

20 may 2012 . Actualizado a las 06:00 h.

El 91 % de los ayuntamientos ourensanos tienen un gobierno con mayoría absoluta. Ese otro 9 % de concellos vive su día a día con ejecutivos en minoría o con pactos más o menos estables, que en ocasiones acaban incluso con amenazas de mociones de censura. Y es que, aunque la convivencia de dos o más fuerzas políticas en un gobierno no tiene por qué ser conflictiva -como ocurre habitualmente en la capital-, esos acuerdos suele generar disputas que dificultan la gestión de los intereses colectivos.

Cosas así pasan, por ejemplo, cuando BNG, PSOE y PP -por orden de apoyos- se unen para arrebatar la alcaldía a la lista más votada, circunstancia que ocurrió en A Mezquita. Allí el alcalde nacionalista, Rafael Pérez, lo es pese a haber recibido menos de la mitad de los sufragios que reunió el independiente Francisco José Montesinos. Teniendo en cuenta que la pervivencia de un pacto de ese tipo es difícil de por sí y que la alianza natural sería entre Montesinos -ex del PP- y los populares, la moción de censura es una amenaza que planea desde el primer día. Todo depende de la disposición del único edil del PP allí, Roberto Diéguez, que por ahora no se decide. Sí se perciben, no obstante, las primeras señales de agotamiento y de falta de entendimiento en el multicolor gobierno local.

Negativa popular

Pese a todo, unas recientes declaraciones de José Manuel Baltar podrían tirar por tierra los intentos de Montesinos de convencer al concejal popular. «O PP non participará nunca nunha moción de censura, nin aquí nin noutro lado, porque as mocións non fan outra cosa que crear un ambiente raro», dijo el máximo responsable del partido a nivel provincial, refiriéndose con el «aquí» a Vilamartín de Valdeorras, que es otro de los gobiernos ourensanos en la cuerda floja. Allí gobierna el PSOE por primera vez en la historia de la democracia, pero está en minoría porque el binomio PP-APGa -estos últimos, descontentos populares- no se puso de acuerdo para pactar ni tampoco, pese a que hubo reuniones, para presentar una moción de censura.