Música para estimular recuerdos

Seis intérpretes ayudan a enfermos de alzheimer a recuperar y evocar vivencias y emociones con conciertos en vivo en el centro Saraiva


pontevedra / la voz

Hay canciones y melodías que todos asociamos a momentos especiales de nuestra vida, a nuestra juventud, a un amor, a un acontecimiento familiar importante, a un lugar determinado. Y la musicoterapia está siendo de gran ayuda a las personas que sufren alzheimer como medio de comunicación, para expresar emociones y reavivar recuerdos.

Teté Acuña coordina el proyecto Música y Alzheimer, un compromiso personal que nace con la esperanza de hacer sentir y vibrar a las personas a las que esta enfermedad «les ha robado su identidad».

Se trata de un ciclo de música en vivo que se está desarrollando en el centro de día Saraiva, en la calle Herreros. Participan una treintena de usuarios y la respuesta está siendo muy positiva. «Se nota en ellos una atención inusual, se les ve relajados y con una empatía con el solista que te sorprende», comenta la coordinadora.

En esta experiencia colaboran seis intérpretes «que se han entregado profunda y generosamente en la preparación de sus recitales, buscando un repertorio apropiado que va desde la canción tradición gallega a la música popular y clásica», explica.

Estos seis músicos solidarios que han hecho posible que el proyecto salda adelante son Vicente P. Couceiro, bajo-barítono; Aarón Silva, guitarra clásica; Pablo Costas e Inés Portela, piano y violonchelo; Jorge Hernández, piano; y Artigas Anelo, bandoneón.

Repertorio

Meus Amores, Lonxe da Terriña, O Sacristán, Negra Sombra, Un suspiro, Os teus ollos y Eu de Marín ausentéime, fueron los temas seleccionados para el primer concierto del ciclo, que abrió el pasado día 12 Vicente Couceiro. Y ayer le tocó el turno a Aarón Silva, que utilizó los acordes de su guitarra para intentar vencer el olvido de esas personas y trasladarlas al pasado para traer al presente los gratos recuerdos que les pudieran evocar melodías como Milagro de amor, Moliendo café, Malagueña, Asturias, Amiga mía y Recuerdos de la Alhambra.

Experiencias como esta demuestran el poder terapéutico de la música como un gran aliado frente al deterioro del enfermo de alzheimer.

El objetivo es lograr que los aquejados por una demencia que progresivamente destruye su memoria, sus habilidades cognitivas y sociales, incluso la capacidad de leer y hablar, logren emocionarse y recuperar los recuerdos adheridos a su memoria musical, «que está comprobado que es la última que se pierde».

Teté Acuña se remite a estudios científicos a nivel internacional que demuestran la importancia de la música para el tratamiento de estos pacientes. Y alude a una experiencia llevada a cabo en el centro de día de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Valencia, donde personas que sufren esta dolencia lograron formar el coro La veu de la memoria y actuar ante cientos de personas en el Palau de la Música, tras muchas sesiones de musicoterapia, ensayos y conciertos preliminares.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Música para estimular recuerdos