Un aeropuerto en régimen de monopolio temporal

g. l. a coruña / la voz

FIRMAS

04 feb 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Mientras las negociaciones que desarrolla el gobierno municipal con las aerolíneas, y que capitanea en persona el alcalde, no fructifiquen, Alvedro será un aeropuerto en régimen de monopolio. A día de hoy, ninguna de las rutas que se ofrecen desde el aeródromo coruñés son operadas por más de una compañía.

Una situación que, hasta ahora, solo se producía en las rutas secundarias, en manos de las compañías de bajo coste y con subvención municipal, pero que con la caída de Spanair se ha extendido a las dos principales: Madrid y Barcelona. Entre ambas suman un 78 % del tráfico de pasajeros anual del aeropuerto. Los 792.398 usuarios que el año pasado volaron a uno de estos dos destinos, pudieron elegir entre las ofertas de dos compañías: Iberia y Spanair en el caso de Madrid, y Vueling y Spanair en los vuelos a Barcelona.

Pero la aerolínea catalana ha dejado ya de jugar su papel moderador. Sus competidoras están ahora moviendo fichas para intentar hacerse con la mayor porción de un pastel apetitoso: los 309.036 pasajeros que en el 2011 escogieron Spanair para sus vuelos, lo que la convirtió en la segunda aerolínea con mayor actividad en Alvedro, solo por detrás de Iberia.