Revista eumesa

Manuel Couce DESDE LA ALAMEDA

PONTEDEUME

13 nov 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

La edición 23 de Cátedra transcurre en diez capítulos y una introducción de Alberto González, anunciando importantes novedades analíticas tomadas de inventarios de las tierras eumesas, las ganaderías, los edificios, los censos familiares e historias de la Villa. La colección es un eje a seguir sobre las antiguas formas sociales, las limitaciones y el sentido de la comunicación de aquellas gentes. Sus aportaciones vienen de lugares típicos y parroquias o de los municipios de su entorno. Sobre ello hay un relato extenso de Jesús Andrés López, que nos habla de los hijos de este pueblo que perdieron la vida en la batalla de Trafalgar, de las exequias fúnebres que se celebraron en San Julián de Ferrol por las Reales Compañías de Guardiamarinos.

Una importante parte de esta revista-libro está dedicada a los Andrade, y a las referencias sobre el linaje de esta familia con la de Montenegro allá por el año 1230. Una historia muy documentada en los orígenes de estas familias. En páginas siguientes Celsa Solares aporta un minucioso estudio de los relojes de sol en Galicia. Juan Coira detalla un voluminoso estudio sobre los refranes gallegos y curiosidades de la época. Y María Fidalgo nos recuerda al pintor local Alberto Miguel con un muy humano texto acompañado de valiosos retratos de los cuadros del pintor.

En resumen este libro proporciona un recorrido por la vida y milagros en Pontedeume, es muy útil para guardar en colección y conocer desde el primer tomo un interesante abanico de posibilidades sacadas de la fecunda historia de Pontedeume y de sus gentes.