Calma aparente en el sector forestal

Los propietarios no atisban subidas del precio del eucalipto, pese a la cotización de la pasta de papel, debido al dominio «casi absoluto» del mercado por parte de Ence


narón / la voz

El sector forestal de la zona lleva meses en calma, al menos aparente, y así ha entrado en 2019. Óscar Piñón, maderista y secretario de Promagal, la federación que agrupa a 25 asociaciones de propietarios del norte gallego, habla de «calma tensa, siempre con la mosca detrás de la oreja, esperando la jugada de Ence». Los productores no atisban subidas apreciables del precio del eucalipto, pese a la cotización de la pasta de papel, en máximos históricos, debido al dominio «casi absoluto» del mercado por parte de Ence, compañía líder en Europa en producción de celulosa de eucalipto. La firma ha anunciado el abono de primas por la madera de globulus de más de 30 años y 70 centímetros de diámetro, sobre la que pretende realizar un estudio, según indica Piñón.

El mariñano Ramón Reimunde, presidente de Promagal, se refiere «á falsa estabilidade do mercado». «A madeira ten algo de prezo, temos o eucalipto que máis se paga no mundo e segue cortándose madeira e vai aos portos e á fábrica [de Navia]», comenta, con cierta ironía, «xa que os propietarios non poden facer nada para que lles aumente o rendemento do monte, o beneficio que xera por hectárea». Eso sí, advierte, «os custes da plantación si se incrementaron, e se antes podías plantar unha hectárea por arredor de mil euros, agora son mil cincocentos, porque os poucos que fan este tipo de traballo cobran máis». En resumen, concluye, «a madeira non rende máis porque non hai a quen venderlla [salvo a Ence], e non hai incentivos por exemplo para o pino do país, que agora se está movendo porque non chega de Francia e está marchando para a exportación, e a rolla pasou de 30 a 42 euros por tonelada».

Juan Luis Casal, secretario del colectivo de productores Terra Rendible, de Narón, plantea dos salidas, que pasan por la diversificación. Del mercado: «Ence no tiene competencia por el momento, pero hay algún maderista que está mandando madera fuera, desde el puerto de Ferrol o por tren, y una empresa que incluso tiene su propio barco encaminado a exportar». Y de las plantaciones: «Eucalipto, sí, pero si en una finca, por orientación y por las condiciones del suelo, se da bien el pino, la rentabilidad va a ser mayor. Igual que ocurre con los castaños de fruta. ¿Inconveniente? Hay que pensar a largo plazo, a 25 o 30 años», argumenta.

En 2018, los socios de Terra Rendible plantaron 400 ferrados de frondosas, «mucho por las limitaciones y la prohibición de plantar eucalipto», reconoce Casal; pero observa «un germen» de cambio entre los más jóvenes.

La Xunta, en el punto de mira

El director de la Asociación Forestal de Galicia, Francisco Dans, declaró hace unos días que «el reto de la Administración tiene que ser el de movilizar a los propietarios, ofreciéndoles incentivos y ayudas que hagan rentables las plantaciones de las distintas especies». Productores de Ortegal y Ferrolterra coinciden en señalar a la Xunta como responsable, «por su mala gestión, de los errores que pagamos los administrados», en palabras de Casal.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Calma aparente en el sector forestal