En Moeche siempre ganan los caballos

El mercado ganadero decae, pero las competiciones de la Feira do 23 de Abril van
a más con el respaldo del público, que resistió la lluvia intermitente de la jornada


MOECHE / LA VOZ

En Moeche, el 23 de abril, siempre ganan los caballos. «Venimos desde pequeñas, porque nos gustan mucho los caballos y tenemos caballo. Ningún año hemos ido a clase el día de la feria, es sagrado, hay que ponerlo festivo en toda la comarca», opinan Natalia (Serantes, Ferrol) y Marta (Valdoviño), estudiantes de 4.º de ESO que hoy han vuelto a faltar a clase. Como Miguel, de seis años, que acudió con su hermana, de 20 meses, protegida de la lluvia por la burbuja del carrito, y su madre, Noelia, vecina de Ferreira (San Sadurniño). «Encántanlle os cabalos, quere comprar un, pero o papá non quere...», comentaba al pie de la pista.

En lugar de cabezas se veían paraguas a ambos lados de la zona de competición, con ajetreo constante y perfecta megafonía. En el otro extremo, el mercado ganadero, algo tristón. «Hai trinta anos isto era unha invasión, habería máis de 300 reses e hoxe, mira as que quedan... A burocracia baleirou todo, era unha feira boísima, pero agora, a administración esixe tanto que custa máis a tarxeta sanitaria que o que val un cabalo salvaxe, que non se pode considerar tal, é para limpar o monte», protestaban dos septuagenarios, cayado en mano.

Los tratantes hacían corrillos para protegerse de los chubascos frente al puesto de Prestiño Equitación, la empresa fundada por el lucense Pepe do Rastro en 1955, que asiste a la feria de Moeche desde 1980. Ahora se desplazan sus hijos, Pepe y Valeriano. «Toda a vida se veu o 11 e o 23 de cada mes, pero agora só vimos unha vez ao ano. É unha zona moi boa, de moita afección», destacan, rodeados de todo tipo de artículos de equitación y guarnicionería. Una pandilla curiosea mientras se guarece bajo el toldo. Son Álex, estudiante de soldadura de As Somozas; Marcos y Julián, alumnos de ESO de Moeche, igual que Eva, que cursa Bacharelato; y Adrián, naronés de Doso, que se forma en automoción. «Nunca fomos a clase este día, temos cabalos e gústanos vir pola tradición que hai», apuntan.

Los jinetes miran al cielo, «a ver se escampa», mientras la directiva de la Asociación Ecuestre 23 de Abril, que organiza la feria con apoyo del Concello de Moeche, se afana en que «nada se torza, aínda que chova». Entre las nueve y las once de la mañana, los coches saturaron los aparcamientos, controlados por voluntarios de Protección Civil de Neda, Narón, Valdoviño, As Pontes y Mugardos, igual que el tráfico, con la Guardia Civil. El Concello agradece su labor, así como la colaboración de Navantia y los ayuntamientos de San Sadurniño y Ferrol, que aportan material.

En la barra de la nave que regenta la pulpería Carmiña hubo clientes desde primera hora. «Mi madre [la fundadora del negocio] llegó a las seis y a las nueve algunos ganaderos ya toman su ración de pulpo», contaba Genma, la hija de «la mejor pulpeira de la zona», que también sirve churrasco y chorizos criollos y rojos, con 22 personas trabajando en Moeche el 23 de abril. Carmiña lleva 39 años atendiendo a los feriantes y al público.

Ropa, jamón, churros y bacalao

Los seguidores de las carreras se mezclaban con los fieles de las ferias mensuales, como Teresa, que no se pierde ninguna «porque tes verdura, froita...». Y ropa de temporada, como la que vende la fenesa Mabel Díaz, que tampoco falla ni el 11 ni el 23. Ayer también se podía comprar bacalao de las islas Feroe; jamón de Segovia, «a 30 euros la pieza, bajo en sal, ¡probadlo sin compromiso!», animaba el vendedor; o cinco toallas por diez euros. Pero nada tira tanto como los caballos, ni siquiera los churros de María, de Berdillo (Carballo), «que tan ben entran con este frío».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

En Moeche siempre ganan los caballos