El comercio no quiso olvidarse de la Festa das Pepitas

Isidoro valerio

FERROL CIUDAD

Las otras celebraciones de Las Pepitas
Las otras celebraciones de Las Pepitas I. VALERIO

Ya van dos ediciones que no se celebra

19 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La tradicional Noite das Pepitas, declarada fiesta de Interés Turístico de Galicia, acumula ya dos ediciones sin celebrarse a consecuencia de la pandemia y es una lastima dejar languidecer algo tan genuino y que en la víspera de este día de San José siempre llenaba de alegría y colorido especial el 18 de marzo como fecha señalada en el calendario de una ciudad tan musical como la nuestra. Las rondallas no han cantado, tampoco han rondado por las calles del centro de Ferrol homenajeando a la mujer ferrolana este año. Cada rondalla tiene su propia madrina y las que fueron nombradas en 2020 siguen siéndolo en este 2021 y probablemente lo sigan siendo en 2022 cuando esperamos se pueda recuperar la tradición y ellas disfrutar con sus respectivas agrupaciones del honor de ser representantes de esta fiesta que otro año pasa en blanco. Mientras tanto, las capas, las cintas, los pañuelos, las bufandas e incluso los instrumentos se han asomado este año a los balcones o han llamado la atención de todos en escaparates como el que montó en su tienda María López Niebla para que no se pierda la tradición. Afortunadamente han sido muchos los comercios que han lucido la emblemática capa de las Rondallas Ferrolanas. Es una fiesta querida por todo Ferrol y sería una lástima que el covid acabase con ella. Por eso aplaudimos la iniciativa de los establecimientos que se han sumado este año a recordar que las Pepitas, a pesar de todo, siguen vivas y son muchas las personas que mantienen la ilusión de volver a tomar las calles cantando canciones ferrolanas y dejando su alegría al pasar.

Tienda pescadería La lonja
Tienda pescadería La lonja I. VALERIO

La tienda de la lonja

 Dar una vuelta por el puerto y visitar la tienda de la lonja en el muelle de Curuxeiras siempre merece la pena. Allí trabajan Elsa Rodríguez y Paz González, encargadas de atender a los clientes que cada día se acercan en busca de pescado y marisco del día que se vende de modo directo. Pintos, meigas, parrochas, xarda, faneca, abadejo, también salmón y una selección de congelados forman parte de la oferta que varía cada día dependiendo de lo que llega a la lonja. Todo el pescado a la venta está en el expositor que a media mañana ya empieza a agotar existencias de algunas especies. Desde primera hora están en marcha, y precisamente lo más aconsejable es acudir a primera hora para poder elegir entre la variada oferta que a medida que avanza la jornada se va reduciendo. La patrona mayor del pósito ferrolano, Isabel Maroño, mostraba ayer su satisfacción porque, en breve, podrán comercializar en la tienda la vieira dado que el lunes está previsto que los mariscadores de la ría de Ferrol vuelvan a extraer el bivalvo tras tres años de parón debido a los niveles de toxina detectados. La cofradía de Ferrol es en la que están la mayor parte de los barcos dedicados a esta especie que esperamos no vuelva a sufrir un parón tan prolongado.

Premio en femenino en Odeón
Premio en femenino en Odeón

Ciencia en femenino

El centro comercial y de ocio Odeón acoge hasta el próximo 25 de marzo la exposición sobre los Premios María Josefa Wonenburger Planells 2007-2020. Se trata de un galardón que otorga de forma anual la Xunta de Galicia a través de la Secretaría Xeral da Igualdade, en el que se premia la trayectoria de las mujeres científicas de Galicia, que supieron adelantarse a su tiempo y abrieron camino a muchas otras. La muestra está formada por 14 paneles dedicados a las premiadas, desde la creación de este galardón en el año 2007 y concedido por primera vez a la catedrática de Física Aplicada de la Universidade de Santiago de Compostela, Inmaculada Paz Andrade, hasta el último entregado en el año 2020 a Amparo Alonso Betanzos, científica viguesa implicada en el desarrollo del nodo de Inteligencia Artificial de la ciudad de las TIC de A Coruña y miembro del consejo asesor de Inteligencia Artificial del Gobierno de España. El premio lleva el nombre de la investigadora y matemática gallega María Josefa Wonenburger, una auténtica pionera y referente femenino internacional en el ámbito de las ciencias, además de ser una científica adelantada a su tiempo. Desde la creación de este premio, fueron merecedoras del reconocimiento 14 mujeres que dedican su vida profesional a algún campo específico de la ciencia o de la tecnología.