Astano se prepara tras 30 años de veto

La factoría realiza trabajos para el flotel y el buque para la Armada, y enfila la obra de Iberdrola


ferrol / la voz

Es uno de los astilleros con mayores capacidades de Europa y ha estado condenado en los últimos años por la falta de trabajo y por el veto que le impedía acceder a la construcción naval civil. Desde el 1 de enero, está libre de ataduras y, aunque aún está lejos de contar con encargos que le permitan saturar sus instalaciones, Navantia Fene se prepara ya para que la rueda de la actividad pueda volver a girar con fuerza. Los 189 trabajadores directos que están actualmente en la factoría -otro centenar están destinados en Ferrol y una veintena en la división de Reparaciones- y los 70 de compañías auxiliares que desempeñan distintas tareas conforman una plantilla exigua para las dependencias superlativas de un astillero que ocupa unos 800.000 metros cuadrados de superficie, pero en sus instalaciones poco a poco se recobra la actividad. En el taller de bloques planos, personal de la empresa Maessa empieza a dar forma a los primeros módulos de los 16 del buque flotel para Pemex que se fabricarán en la factoría y luego se enviarán para su ensamblaje en la grada de Ferrol.

En el taller nuevo de bloques curvos, trabajadores de Navantia compaginan las tareas asignadas para el flotel con las primeras de arranque de la construcción de un buque de acción marítima para la Armada.

Otras dependencias, como el viejo taller de bloques curvos (en donde, como su propio nombre indica, se fabrican las partes curvadas del buque) es tan grande que podría albergar la construcción de un buque entero, o el de módulos -una instalación industrial con una singular cubierta de hormigón que asemeja madera- están ya completamente despejadas y listas para acoger las nuevas obras. Como la que ocupará gran parte del astillero a partir de mayo, con la fabricación de los 29 jackets, las estructuras metálicas sobre las que se asentarán los aerogeneradores de un parque eólico marino de Iberdrola en Alemania. Las mismas que volverán a dar vida a la grada del astillero y hará mover su emblema, la gigantesca grúa pórtico, con capacidad para transportar hasta 800 toneladas de peso.

el regreso a la actividad de un gigante naval en directo en el astillero

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Astano se prepara tras 30 años de veto