Los ferrolanos se implican más con el reciclaje de los residuos y la renovación del mobiliario

Los primeros meses de la pandemia se incrementó la recogida de enseres


Ferrol

El confinamiento y las restricciones derivadas de la pandemia del covid-19 provocaron un cambio de hábitos en los ciudadanos, que, al pasar más tiempo recluidos en sus domicilios, dedicaron más esfuerzos al reciclaje de los residuos domésticos y al cuidado de la vivienda. Así lo demuestra el balance anual de la empresa Urbaser, que durante el 2020 recogió algo más de 34.000 toneladas de desechos en Ferrol.

Según la información facilitada por la concejala delegada da área de Servizos, Obras, Medio Ambiente, Zona Rural y Participación Cidadá, Ana Lamas, lo más destacable de este primer año de pandemia fue la renovación en las viviendas. «Los primeros meses tras el confinamiento hubo un incremento muy significativo en la recogida de enseres», apuntó. Y así se refleja en el balance anual, porque a pesar de los dos meses largos del confinamiento, al final del ejercicio se recogieron 875.340 kilos de enseres, frente a los 814.230 del año anterior.

El reciclaje también se vio favorecido con las restricciones del covid-19, ya que los residuos recogidos por Urbaser en los contenedores amarillos, que son los destinados a los plásticos, las latas y los briks, sumaron 1.122.700 kilos, cuando en el 2019 habían sido 1.026.320 kilos.

Sin embargo, en papel y cartón se recicló menos, al igual que en vidrio, pero también tiene su explicación en los efectos de la pandemia. Y es que el tanto el comercio como la hostelería tuvieron muy limitada su actividad, con períodos de cierre completo u horarios muy restringidos, como es el caso de los bares, cafeterías y restaurantes, que son los mayores generadores de material de vidrio.

En cuanto a los residuos orgánicos, que son los que se depositan en los contenedores verdes, el primera año covid también hubo un ligero descenso en el volumen de material recogido, como consecuencia de un mayor reciclaje y de una menor actividad de los negocios. Así, la cifra de residuos se quedó en 23.343.220 kilos, frente a los 23.624.950 del ejercicio anterior.

Problemas con las bolsas de basura

Respecto a otras incidencias detectadas a lo largo del 2020, los empleados de Urbaser hicieron públicas sus quejas en varias ocasiones a raíz de que algunos residentes del centro dejasen depositadas sus bolsas de la basura en la acera, en lugar de llevarlas a los contenedores. El Concello de Ferrol tuvo que echar mano de las sanciones para erradicar estos comportamientos incívicos, que podían conllevar riesgos de contagios para los empleados del servicio, por tener que recoger las bolsas con las manos. La concejala Ana Lamas aseguró ayer que, con la campaña de concienciación que se hizo y con la aplicación de sanciones, se ha logrado erradicar este problema.

Pero el personal de Urbaser se queja ahora de que muchos vecinos de las zonas en las que están implantados los contenedores de carga lateral están dejando las bolsas fuera, por no tocar la tapa para abrirlos. Según la información recogida al respecto, esto está ocurriendo en la carretera de Castilla y en los barrios de Ultramar, Esteiro y Caranza.

La concejala delegada del área se ha comprometido a tomar medidas para solucionar también el problema.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los ferrolanos se implican más con el reciclaje de los residuos y la renovación del mobiliario