El IBI que deja el año del coronavirus en Ferrol

La recaudación prevista para el 2021 será 750.000 euros inferior a la del pasado ejercicio, sin contar las bonificaciones al comercio y la hostelería


ferrol / la voz

El Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el principal ingreso anual de las arcas municipales ferrolanas, sufrirá también los efectos del coronavirus. La recaudación prevista para el 2021, después de un año de pandemia, se verá mermada. Y parte de esa bajada corresponderá a la bonificación que el Concello ha previsto para intentar paliar los efectos de la crisis económica en los sectores más afectados. Los propietarios de locales de comercios, negocios de hostelería, del ámbito del espectáculo o de la cultura podrán optar a quitarle una quinta parte al recibo de este ejercicio. Y eso se reflejará en el cómputo global del impuesto.

Cuánto es todavía una incógnita: dependerá del número de personas que lo soliciten y cumplan los requisitos exigidos. Pero al margen de ello, el gobierno local maneja ya una previsión de ingresos que es 750.000 euros inferior a la del 2020. En el año del covid el padrón ascendía a, exactamente, 16.160.444 euros. Y el nuevo cálculo es de 15.407.795 euros. No obstante, esa diferencia no puede ser atribuida a esos descuentos. En el IBI del 2021 influirán otros factores, entre ellos uno determinante: los efectos de la última sentencia del Tribunal Supremo, conocida en octubre, y que tumba las pretensiones del Concello de cobrar ese tributo a Navantia, un recibo que estaba cuantificado en 752.649 euros.

¿Cuánto pagaron los ferrolanos por el IBI en 2020? Una media de 295 euros por propiedad, un promedio que prácticamente se mantuvo con respecto al ejercicio precedente, pero que supone 102 euros más que quince años antes. A la espera del cobro de este año -el calendario fiscal prevé pasar al cobro el 5 de julio el primero de los dos plazos en el caso de recibos domiciliados, y el segundo el 5 de noviembre- ya se conocen los resultados de la última campaña. Y el 86 % de los contribuyentes cumplieron en plazo. De esos 16,1 millones previstos, el Concello logró ingresar 13 en período voluntario. Sin embargo, esta semana mantenía pendientes de cobro por vía ejecutiva 709 recibos de los 54.601 totales, por un importe global de 419.825 euros.

Ferrol se encuentra en la mitad de la tabla de las siete grandes ciudades gallegas. Aplica el cuarto tipo más alto, o más bajo, según se prefiera, gravando con un 0,63 % las propiedades urbanas de su término municipal. Se sitúa por detrás de Vigo, con una carga impositiva del 0,91 %, de Lugo (0,67) y Pontevedra (0,64). Pero por encima de A Coruña (0,60), Santiago (0,51) y Ourense (0,45). La presión fiscal del IBI en la ciudad naval se sitúa a la altura de la de A Coruña: si en Ferrol aporta a las arcas municipales 246 euros por vecino, en la urbe herculina el cómputo resultante es de 250 euros.

El plazo para pedir el descuento del 20 % estará abierto hasta finales de marzo

El Concello abría la pasada semana el plazo para poder solicitar una bonificación del 20 % en el recibo del IBI de este año. Pueden hacerlo los propietarios de locales destinados a usos de ocio y hostelería, comercial, espectáculos y cultural. Y el período para hacerlo se mantendrá abierto hasta el 31 de marzo. Para ello, pueden hacerlo de forma presencial en el registro del Ayuntamiento, con cita previa, o a través de la sede electrónica municipal. Allí podrán encontrar el modelo de solicitud y la documentación que es preciso presentar: declaración jurada sobre el contrato de alquiler -en el caso de no ser el titular del negocio-, de que se mantendrá la actividad durante el ejercicio 2021 y declaración responsable de que se trata de una pequeña empresa o microempresa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El IBI que deja el año del coronavirus en Ferrol