La solidaridad se sienta a la mesa

La Cocina Económica, el refugio Pardo de Atín y Cáritas ofrecen menús especiales de Nochebuena y Navidad para más de cien personas sin hogar o con pocos recursos

En la imagen, el equipo de la Cocina Económica, donde hoy se sirve una comida y una cena especial de Nochebuena
En la imagen, el equipo de la Cocina Económica, donde hoy se sirve una comida y una cena especial de Nochebuena

FERROL / LA VOZ

La Navidad es tiempo de reuniones familiares y grandes festines, pero hay quienes no tienen ni recursos económicos ni el calor de un hogar para poder celebrar estas fiestas como manda la tradición. Por suerte, en la ciudad existen un buen puñado de entidades de ayuda social y muchos voluntarios que no se olvidan de ellos, como los que trabajan en la Cocina Económica de Ferrol, que hoy se remangarán la camisa para ofrecer un menú especial de Nochebuena a unas 150 personas sin recursos al mediodía y a alrededor de 85 a la hora de la cena (entre ellas, seis familias con niños pequeños).

«En la comida serviremos langostinos al horno, ternera asada con patatas al vapor, ensalada y vasito de crema de queso y fresa, mientras que el menú de la cena estará compuesto de una merluza en salsa americana acompañada de espárragos y patata panadera y con dulces navideños de postre», anota el presidente de la entidad, Antonio Tostado. Y mañana, día 25, el comedor de Rubalcava se volverá a vestir de fiesta para ofrecer una comida especial a base de salpicón y cordero con salsa de almedras, patatas y verduras asadas.

Tostado asegura que, lejos de disminuir, la necesidad sigue aumentando. Y prueba de ello son las cifras de usuarios de la Cocina Económica: «Si en diciembre del 2017 teníamos una media de 89 comensales en las comidas y 50 en las cenas, este último mes del 2019 estamos atendiendo a 120 personas al mediodía y a 70 por las noches», advierte el presidente de la entidad, al tiempo que asegura que el perfil de los usuarios no ha cambiado en este tiempo. «No hemos notado que se incremente ningún colectivo en especial, sino que todos crecen por igual. Los nacionales siguen representando el 80% y los extranjeros, el 20%, aunque, dentro de este grupo, sí hemos constatado que han aumentado los inmigrantes de Venezuela, Colombia y Cuba que llegan a Ferrol pidiendo asilo político», explica Antonio Tostado.

Y si las cocinas de la calle Rubalcava trabajan a todo gas estos días, un tanto de lo mismo ocurre en las del Hospital General Juan Cardona, donde hoy se prepará un menú de Nochebuena especial tanto para los pacientes ingresados como para las personas sin hogar que se alojan en el refugio Pardo de Atín, compuesto de consomé, salpicón de marisco, bacalao con coliflor a la gallega y postres navideños.

Ocupación en el albergue

Según apunta la trabajadora social, el albergue se encuentra estos días casi al 100% de su capacidad, con 40 de sus 42 plazas ocupadas. Aunque habitualmente no abre hasta a las seis y media de la tarde, en estas fechas el refugio permite el acceso ya desde las cinco, o incluso desde las dos de la tarde, como ocurrió el fin de semana pasado, a causa del temporal. «La coordinación entre las entidades sociales fue excelente. Los voluntarios de Cáritas recogieron a 24 personas en la Cocina Económica y las trajeron en furgoneta hasta el albergue, porque venir andando desde allí, con día que hacía, era muy peligroso», comenta Insua.

Mientras, en el centro de día Gabriel Vázquez Seijas de Cáritas, en la calle Magdalena, tampoco se baja la guardia estos días. Hoy y mañana abre sus puertas hasta las doce del mediodía para ofrecer compañía y desayunos especiales, a base de productos navideños, a 70 personas.

Y PARA QUIENES PASEN LAS FIESTAS EN EL HOSPITAL...

Croquetas de marisco, langostinos y lenguado en el menú del CHUF

A nadie le gusta estar convaleciente en el hospital. Y menos cuando la estancia coincide con las fiestas navideñas, pero, al menos, los pacientes que se encuentren ingresados en el Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF) podrán disfrutar de un menú acorde a estas fechas tanto hoy como mañana.

Para la cena de Nochebuena, el menú «ordinario» —que podrán tomar todos aquellos pacientes que no están sujetos a dietas hipocalóricas o con determinadas restricciones por su dolencia— incluye croquetas de marisco, langostinos a la plancha, lenguado al champán con espárragos y tarta de queso fría, además de dulces navideños. Y para el banquete de mañana, la propuesta de las cocinas del CHUF también resulta de lo más apetitosa: en la comida de Navidad se servirá a los pacientes un menú a base de sopa de pescado, pastel de marisco, llana de ternera asada con patata y jardinera de verduras, y como postre, tarta de tiramisú.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La solidaridad se sienta a la mesa