A clase en el campus para ser español

La Oficina de Coooperación y Voluntariado de la UDC imparte en Esteiro un curso para ayudar a los inmigrantes a aprobar el examen para obtener la nacionalidad


ferrol / la voz

En el campus de Ferrol se pueden estudiar un buen puñado de carreras universitarias, pero también hay quienes acuden a sus aulas dos veces por semana para cumplir un sueño: obtener la nacionalidad y gozar así de los mismos derechos que los españoles de cuna. Es el caso de Adriana, Elisabeth o Noredín, tres de los alumnos inmigrantes que este otoño se han inscrito en las clases de preparación para la prueba CCSE (Conocimientos Constitucionales y Socioculturales de España), un examen necesario para conseguir la nacionalidad y que en Galicia se celebra los últimos jueves de cada mes.

«Poderíamos dicir que é como o carné do conducir; non se trata dun examen especialmente complicado ou difícil, pero hai que preparalo. O meu compañeiro de piso é de Baiona, puxénlle un examen tipo e non pasou a proba», cuenta la universitaria Noelia Cartoy, alumna del Máster de Museos, Archivos y Bibliotecas, que se encarga de impartir las clases de forma totalmente desinteresada como voluntaria de la Oficina de Cooperación y Voluntariado (OCV) del campus de Ferrol.

Según explica Noelia, el curso tiene una duración de un mes y medio, con dos clases semanales en las que se imparten los contenidos de los cinco bloques o «tareas» que incluye el test CCSE: Gobierno y Legislación; Participación Ciudadana; Organización Territorial de España; Cultura e Historia; y Sociedad Española. «No examen teñen que responder 25 preguntas relacionadas con estes temas dun total de 300 posibles», detalla la profesora.

¿Cómo se llaman los órganos de gobierno de las provincias españolas?, ¿cuál es el pico más alto de la península ibérica? o ¿cuál es el color de los taxis en España? son solo algunas de las preguntas que pueden caer en la evaluación y para pasar la prueba deben contestar de forma correcta al menos 15.

Adriana, una venezolana que recaló en Narón hace ya cuatro años huyendo de un país en el que no se puede vivir «porque es una dictadura», cuenta que para ella las cuestiones más complicadas son las relacionadas con la historia, el arte y la cultura, mientras que los contenidos sobre el Gobierno, la Legislación o la Constitución no solo no le resultan difíciles, sino que le encanta estudiarlos. «Es que yo en mí país trabajaba en una oficina del Estado y me gusta mucho todo lo relacionado con la administración pública», apunta sonriente.

App del Instituto Cervantes

En cualquier caso, gracias a las clases del campus y a una aplicación del Instituto Cervantes con exámenes para practicar «muy útil», Adriana confía en obtener el aprobado el próximo 28 de noviembre, cuando tiene previsto presentarse a la prueba CCSE.

El mismo anhelo mueve a Noredín, quien hace ya doce años abandonó su Marruecos natal en busca de un futuro laboral más próspero en España. Y también a Elizabeth, que hace siete meses decidió dejar Perú huyendo de las amenazas que sufrió cuando denunció a los asesinos de su padre. «Lo mataron a balazos en su almacén y me amenazaron con hacerle daño a mi hija si continuaba con el proceso», cuenta esta mujer que también ha sido víctima de malos tratos. Para todos ellos, España ha sido una tabla de salvación. Su presente y su futuro están aquí y por eso no dudan en hincar los codos en el campus para alcanzar su objetivo: convertirse en ciudadanos españoles.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

A clase en el campus para ser español