Las bodas caen en la comarca y se concentran en los mayores de 35

Ferrolterra registra un 20 % menos de enlaces ahora que hace una década


Ferrol

Los matrimonios y también los nacimientos están en claro retroceso en la comarca, en la que, sin embargo, se ha elevado el número de defunciones, constatando una sangría de la población que es uno de los principales problemas a los que se enfrenta la zona. Así, mientras que en 1997 se casaron en Ferrolterra, Eume y Ortegal 830 personas, una década después lo hicieron 818, aunque fue en estos últimos diez años cuando se produjo el mayor desplome, con 664 enlaces. En otras palabras, hoy en día se celebran en la comarca un 20 % de bodas menos que hace una década.

Son varios los factores que explican esta situación, que se produce en el mismo contexto de caída que en el conjunto de la comunidad -aunque la media gallega es ligeramente inferior a la comarcal, rondando el 18 %- aunque no hay que perder de referencia que Ferrolterra padeció en los últimos diez años con especial virulencia la crisis económica. Las altas tasas de paro y la salida de muchos trabajadores a buscarse su porvenir en otros lugares son otras de las causas que explican el adelgazamiento constante en el número de enlaces.

Si los datos que maneja el Instituto Galego de Estadística muestran la bajada continuada de este tipo de celebraciones, también indican otra tendencia imparable: el incremento de la edad en la que los novios se deciden a pasar por el altar o sellan sus compromisos en la vía civil. Así, en Ferrolterra, Eume y Ortegal solo se celebraron el pasado año ocho enlaces de parejas menores de 25 años; otras 57 tenían entre 25 y 34 años, mientras que el grupo más numeroso es el compuesto por los mayores de 35. La zona registró 255 enlaces de novios de entre 35 y 44 años, y otros 135, de mayores de 45. Supone un vuelco a una situación que hace tan solo dos décadas era bien diferente. La mayor parte de las parejas que formalizaban sus matrimonios tenían entonces entre 25 y 34 años (545 en las tres comarcas), 87 tenían entre 35 y 45 años y solo 43, más de 45. Entre este último grupo se ha triplicado el número de parejas que deciden formalizar legalmente su situación.

Segundas oportunidades

Las estadísticas que maneja el IGE indican también que sigue existiendo un grupo numeroso de personas que, pese a haber tenido un matrimonio fallido que había acabado en divorcio, siguen creyendo en esta fórmula. Los datos -en este caso los últimos hacen referencia al 2016- muestran que, de los 640 vecinos de las tres comarcas que se casaron ese año, 129 mujeres y 125 hombres eran divorciados. No obstante, el grueso de los que pasaron por el altar eran solteros y solo hubo 9 viudos y 3 viudas.

Ni uno solo de los 20 concellos de la zona presentan un saldo vegetativo positivo

Como en el resto de Galicia, en Ferrolterra, Eume y Ortegal se mueren más personas de las que nacen, por lo que el saldo vegetativo es negativo. Pero si en el conjunto de la comunidad existen algunos casos que son la excepción que confirma la regla, ni uno solo de los 20 municipios que conforman las tres comarcas se encuentra en esa coyuntura.

En Ferrolterra, durante el pasado año nacieron 906 niños pero murieron más del doble, con 2.006 óbitos. Así, el saldo vegetativo fue 1.045 personas. En el Eume, vinieron al mundo 150 bebés, mientras que se registraron 301 defunciones. Sin embargo, fue en el Ortegal en donde el envejecimiento de la población es más acusado, ya que solo nacieron 57 niños pero fallecieron 232, es decir, cuatro veces más.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las bodas caen en la comarca y se concentran en los mayores de 35