Esperando consulta, como en el banco

El cambio en las llamadas a los pacientes en centros sanitarios divide a los usuarios


Ferrol

El nuevo sistema para organizar las consultas ha generado más de un resoplido entre los usuarios del centro de salud Fontenla Maristany. Lleva menos de una semana de vida y el Sergas mantiene durante toda la jornada a dos celadoras sentadas junto a los dos aparatos para ayudar y hasta para detener a los que entran directamente hacia la puerta de su médico sin meter la tarjeta en la máquina.

Este es el primer paso que molesta a personas como a Marisa Sardina que reconoce que lo usa en el servicio oncológico, donde está implantado hace tiempo, pero que en este lugar le molesta: «Allí es diferente, pero aquí no entiendo por qué lo han puesto, que lo quiten», reclama asegurando que la protección de datos que implica, porque no se dice su nombre en alto en la sala, no le parece una razón de peso para realizar estos cambios: «Si ya me están viendo los vecinos que estoy en el médico, qué importa que digan mi nombre», razona.

Ante las consultas

Los problemas para los críticos con esta novedad no terminan cuando se tiene el papel que indica la sala y la consulta (algo que no ha cambiado, están en el mismo lugar): «Ya ante las salas de los médicos hay pantallas con las letras muy pequeñas y no se ve nada, para las personas mayores está siendo un problema y claro cada vez que suena un pitido saltamos todos y nos ponemos a buscar nuestros números en las pantallas», cuenta Judit Grandal. Sin embargo, buena parte de los usuarios tienen claro que estos contratiempos son fruto de las primeras jornadas de este sistema: «La verdad es que encuentro que tiene ventajas, mi madre lo usa hace años en Santiago y estamos contentos», precisaba una madre, María López, que llegó con su pequeña para una revisión y que estaba encantada con las explicaciones de las dos trabajadoras del Sergas. «Hay que agradecerles lo atenta que están siendo con todo el mundo y ahí llevan toda la mañana al lado de la máquina, no te dan tiempo a que te equivoques», contaba una usuaria mientras Juan Bautista aprendía el nuevo sistema en unos segundos: «É como no banco, hai que estar mirando a pantalla so espero que con esto no se xustifique unha reducción de pesoal no centros de saúde», concluía. este paciente.

¿Cuando no reconoce la tarjeta? Se puede marcar el DNI o preguntar al personal del centro. El sistema agiliza las consultas porque avisa de la llegada del paciente y optimiza el tiempo. En el caso de los pacientes extranjeros no lo pueden usar, ya que son los únicos que por ahora no están registrados en este sistema, pero a los que dan soluciones en el mostrador. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Tags
Comentarios

Esperando consulta, como en el banco