Los que «mandan» en el Patiño

La dotación que trabaja en la zona del puente del BAC es la que toma las decisiones más importantes


ferrol / la voz

A diario en turnos de seis horas pasan por el puente del Patiño un total de tres grupos de vigilancia. El puente, indica la propia dotación, es el lugar del barco desde donde se gobierna la nave, en el que el se envían las órdenes al resto de destinos del buque y al exterior. La zona donde se toman las decisiones importantes, más si cabe en la actualidad en la que el Patiño se encuentra navegando por las aguas de Omán dentro de la operación Atalanta, de lucha contra la piratería.

¿Cómo es el trabajo en el puente del barco? Pasan a diario tres vigilancias -grupos de personas- en turnos de seis horas al mando de un teniente de navío y auxiliado por un alférez de navío y unos seis marinos más entre sargento primero, cabos primeros, cabos y marineros cuyo número exacto depende de la vigilancia correspondiente. El teniente de navío es el comandante de la guardia y es el responsable de todo lo que pueda acontecer

El comandante, explican desde el Patiño, acude con frecuencia al puente y especialmente cuando el barco navega bajo condiciones de visibilidad reducida, con mal tiempo, por zonas angostas por las que deba atravesar el barco o en caso de cualquier otra amenaza: «El puente es vital para el Patiño porque son los responsables de la navegación, maniobra y seguridad».

El horario es siempre el mismo. Los marinos del puente no entienden de días festivos, laborables o fin de semana. Si una guardia o vigilancia tiene lugar desde las 14 hasta las 20 horas, la siguiente vigilancia será de 20 horas a 2 horas de la mañana y a continuación de 2 de la mañana a 8 de la mañana, volviendo a empezar la guardia que estuvo de 14 a 20 horas.

¿Cómo funciona? Hoy en día se trata de un lugar donde predominan los sistema electrónicos de navegación, «no se usa el sextante, como siglos atrás donde se determinaba la posición del barco con este instrumento mediante la observación de cuerpos celestes, sol, estrellas, planetas y luna». Sin embargo, sí se continúa utilizando otro instrumento de varios siglos de antigüedad, no es otro que el cuaderno de bitácora, donde el oficial de guardia anota, al finalizar la guardia, los vicisitudes más importante que han ocurrido durante la misma.

Dentro de la operación Atalanta, esta misma semana se han realizado dos ejercicios de tiro diferentes: uno para el personal de Infantería de Marina del Tercio de Levante embarcado a bordo y otro para el personal del Patiño. En ambos casos la diana no era una silueta con forma humana, sino un blanco remolcado sobre el que disparaban los militares.

Tres grupos de militares cubren el servicio, que no distingue entre festivos y fin de semana

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Los que «mandan» en el Patiño