Defensa parchea su edificio de Canido

Reparará en la antigua residencia de suboficiales solo las zonas que suponen un peligro


Ferrol

Defensa parchea la antigua residencia de suboficiales ubicada en los números 6 y 8 de la calle Alegre de Canido, ante la plaza da Auga, y que lleva casi dos años vallada debido al peligro de desprendimiento de cascotes que presenta. El ministerio, a través del Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa (Invied) da cumplimiento así a un requerimiento realizado por el Concello sobre la seguridad del inmueble, pero no colma las aspiraciones de muchos vecinos de la zona que se preguntan por qué no se le da un uso público y por qué se destinó casi un millón de euros a un nuevo centro cívico, ubicado muy cerca, mientras esta construcción ?que suma más de 2.600 metros? se deterioraba por falta de mantenimiento.

A pesar del mal estado que presenta y de las paredes desconchadas sigue siendo la sede de Aspaneps, una entidad que atiende cada mes a 1.300 pequeños con algún tipo de trastorno y que es el centro de referencia de la Xunta en la ciudad, porque el Marcide carece de este servicio.

Licitación

El Ingavi publicó en el Boletín Oficial del Estado el anuncio de la licitación, que cuenta con un presupuesto final de 179.930,90 euros y un plazo de ejecución de dos meses. Los responsables del ministerio apuntaron ayer a La Voz que la intención es comenzar cuanto antes las obras, aunque los plazos administrativos no permitirán que se inicie el trabajo este año y recuerdan que la obra se vio paralizada por los recortes presupuestarios. De acuerdo con sus previsiones en el mejor de los casos la antigua residencia de oficiales de Canido se reparará el primer trimestre del 2018. Las empresas pueden entregar sus ofertas antes del 18 de este mes.

Las obras no permiten nuevos usos

La memoria constructiva de los arreglos que el Invied saca a licitación en este edificio de los años 60 deja claro que se trata de una puesta a punto necesaria por las patologías que presenta el inmueble. Nada más: «No se actúa sobre los espacios existentes. Las fachadas reúnen los requisitos de salubridad y estanqueidad exigidos para este uso. Se trata de una reparación del acabado exterior, sin intervención sobre los elementos constituyentes de la envolvente del edificio», apunta la memoria de los trabajos.

Este inmueble racionalista está catalogado y su protección afecta a las casas ubicadas a menos de 20 metros, pero, como destaca Defensa, algunas de las piezas que debería mantener ya se han cambiado o alterado, como es el caso de la carpintería de madera o la ubicación de elementos no permitidos en la azotea, donde la maleza campa a sus anchas desde hace tiempo.

Sin perspectiva

«El edificio objeto de reparación solo podrá destinarse a los usos previstos ?precisan los técnicos?. La dedicación de algunas de sus dependencias a uso distinto del proyectado requerirá de un proyecto de reforma y cambio de uso que será objeto de licencia nueva.

Este cambio de uso será posible siempre que lo permita la normativa vigente y cuando el nuevo destino «no altere las condiciones del resto del edificio ni sobrecargue las prestaciones iniciales del mismo en cuanto a estructura, instalaciones, etcétera».

Las patologías del inmueble

Cubierta: Los técnicos de Defensa han detectado «fisuración y desprendimiento de la capa de revestimiento del hormigón armado, dejando a la vista las armaduras de acero con distintos grados de corrosión, en algunas zonas se detecta recubrimientos suelto con peligro de caída», además de vegetación en la cubierta y pérdida protección en la membrana asfáltica. 

Fachada. «Elementos metálicos oxidados y no adheridos con riesgo de desprendimiento», además de diferentes deterioros en la estructura.

Azoteas e interior. En las terrazas del inmueble crecen plantas de gran porte y los informes apuntan a un «deterioro de la impermeabilización, especialmente en las juntas del pavimento, rotura de baldosines, desprendimiento del revestimiento y grietas en el muro que forma el parapeto de protección de las azoteas, taponamiento y falta de limpieza en sumideros». Y en el interior el falso techo del portal 8 está caído.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Defensa parchea su edificio de Canido