«Intento que entiendan que son un equipo»

Al margen de que los niños tengan más o menos talento, asociarse es la mejor forma de jugar al fútbol

.

FERROL / LA VOZ

Miguel Martín lleva más de una década trabajando en los equipos de base del Racing. Lo hace por vocación y por poner su granito de arena en la formación de unos chavales que tratan de abrirse camino en el mundo del fútbol. «La idea básica es que entiendan que son un equipo -explica- y que solo con el trabajo, el compromiso y la solidaridad de todos, las cosas salen bien y se puede mejorar». Esta temporada prepara al tercer equipo de infantiles del Racing, el de la escuela, niños a los que trata de ayudar y motiva para que no se rindan, haciéndoles ver que siempre se puede mejorar».

-¿Qué trata de enseñar a sus jugadores?

-Yo intento que disfruten haciendo deporte e inculcarles que el fútbol es un juego de equipo, en el que lo más importante es compartir el juego con los compañeros. Asociarse es la mejor forma de jugar a este deporte

-¿Qué es lo que más les cuesta aprender?

-Con doce años suelen tener ya un fundamento técnico. Unos tienen talento y a otros les cuesta un poco más. Yo intento ayudarles a que hagan bien los controles, que se orienten para hacer un buen pase y a partir de ahí que aprendan a ocupar bien el campo.

-¿Importan los resultados o aprender?

-Mi equipo es de la escuela, importan menos los resultados. Nos gusta ganar, somos competitivos, aunque no jugamos solo para ganar. Valoramos que el niño tiene que crecer a través del juego. A veces se sacrifican los resultados para que todos puedan sentirse importantes dentro del equipo. Aunque siempre habrá unos que jueguen más que otros, mi labor es que todos participen.

-¿Es difícil motivar a los chavales de un tercer equipo de infantiles?

-Si hay un tercer equipo de infantiles es que hay muchos niños. Nosotros intentamos que sigan haciendo deporte y enseñarles para que crezcan. También queremos que mantengan la ilusión, siempre se puede crecer. No pueden venirse abajo por estar en el tercer equipo o porque alguno ha bajado de uno de los dos primeros. No es bueno para ellos.

-¿Se entrena en lo deportivo y en lo humano?

-Yo he tenido siempre a muy buenos niños. Les transmito que el buen comportamiento en básico en todas las facetas de la vida. Siempre hay roces y a veces hay que mediar. Ellos se pueden equivocar en un partido, aunque yo siempre les digo que el que más se va a equivocar a lo largo del año soy yo, aunque todo lo que hago es pensando en el bien del grupo.

-¿Se trabaja bien en la base?

-Yo creo que tanto en el Racing como en los otros clubes, se trabaja bien en los equipos de base. No hay una fórmula mágica. Cada uno hace los equipos bajo sus criterios, de una u otra forma, pero pensando que hacen lo mejor. Yo recojo muchos niños que llegan de otros equipos y la labor que me encomiendan es que siga trabajando con ellos, que los siga formando. Aquí siempre hay oportunidades para todos. No siempre se acierta. Yo he tenido conmigo a niños que después llegaron a jugar mucho más arriba.

-¿Por qué esta labor?

-Es grata y me gusta hacerla. Intento ayudar a los niños y que disfruten del fútbol. Les insisto siempre en lo del equipo. De hecho, antes de los partidos, nos juntamos y gritamos dos frases: «¿Qué somos?, un equipo y ¿Cómo jugamos?, como un equipo».

-No hay compensación económica. ¿Todo es vocacional?

-A los entrenadores de la base nos dan una ayuda para gastos, aunque nadie está en la base por dinero. Es algo vocacional, además necesitas tener tiempo y que te guste lo que haces.

-¿Cómo ve lo que está sucediendo con esas peleas de padres en algún partido?

-Es lo malo del fútbol base. Padres, abuelos, el entorno de los niños que empiezan con un vocabulario en la banda que lleva a pelearse con el de al lado, insultar al árbitro o al entrenador. Es un mal ejemplo para los hijos e hijas que están en el campo y los escuchan. Fomentan que no haya la deportividad que tiene que haber

-¿Sufrió alguna agresión?

-Dialéctica sí, de la otra no la he sufrido. Todos educamos a nuestros hijos de la mejor manera posible. En el deporte la educación tiene que nacer en casa.

Votación
3 votos
Comentarios

«Intento que entiendan que son un equipo»