Las cosas claras


Emafesa es una empresa creada por ferrolanos con el 49 % de capital privado. En el año 2014, con el Partido Popular en el poder, aquel gobierno decidió hacerse cargo de la depuradora a pesar de que el caudal que llega a Prioriño es insuficiente para completar el proceso de depuración. Y los 2,4 millones de gastos los sufragarían los ferrolanos con una tasa, que la mayoría del gobierno aprueba en pleno. En 2015 hubo un cambio de gobierno y este suspendió la tasa y decidió que fuera la Xunta la que aguantara los costes, al ser propietaria de la infraestructura.

Y aquí comienza el delirio. Con la tasa suspendida no queda otra que cerrar la instalación, endosarle al Gobierno gallego todas las facturas de gastos y ordenar a Emafesa que siga sufragando los costes de la puesta en marcha de la instalación. Después de dos años asumiendo gastos sin ingresos, hay más de tres millones en pérdidas que, nos guste o no, tendremos que asumir los ferrolanos. Este despropósito entre gobierno y oposición (el BNG en este asunto está en la metafísica) son incapaces de fijar una tasa, y mientras están cargando el presupuesto municipal. Así las cosas, una vecina llamada Manolita, con su pensión de viudedad, sufragaRá solidariamente con Alcampo, Carrefour, Navantia, o los hoteles de la ciudad. Y lo que es peor, los servicios sociales tendrán que abonar también la depuración.

Moraleja: mientras nuestros representantes no asuman su responsabilidad en la gestión y antepongan sus legítimos intereses partidarios e ideológicos a los de los ciudadanos, vamos mal. La complejidad de nuestro escenario político exige la obligación de gestionar, pactar, como método de trabajo, pues resulta inaceptable que los concejales sigan encasillados en sus propias propuestas y ejerciendo vetos personales a lo que es una necesidad real. Las actuales intransigencias las están padeciendo los ferrolanos. Son una perversión antagónica al diálogo, a la tolerancia y al respeto que se debe tener con los problemas de esta ciudad.

El bien común -recordamos- debe ser el primer objetivo, y es responsabilidad de nuestras autoridades trabajar por ello. Y si esto no se hace partiendo de esa premisa fundamental, Emafesa será otra víctima de la mala gobernanza. Y esto no lo deseamos, pues como empresa lo estaba haciendo bien, pero si se va por un camino de ficción manipulada costará salir de este atasco y con un derroche más ineficaz.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las cosas claras