Costas tiene previsto derribar tres construcciones más en la comarca


El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino comienza ya a escribir el último capítulo de su particular batalla contra la invasión de su territorio, el dominio público marítimo terrestre en la comarca. Tras la demolición ayer de una de las edificaciones que más quebraderos de cabeza ha ocasionado a la Demarcación de Costas en Galicia y que le costo más de 3,3 millones de euros, el hotel de la playa eumesa de Ber, al departamento dirigido por Elena Espinosa solo le queda por actuar en tres construcciones más que tiene previstas en la zona: las de Estaca de Bares y Valdoviño.

La primera de ellas está pendiente de desafectación del Ministerio de Defensa. Se trata de una base militar americana, cuyos trámites para su adquisición por parte del entonces departamento de Cristina Narbona se retrasaron tras las elecciones generales y el cambio de estructura ministerial. Los otros dos edificios pendientes son los restaurantes El Palmar y A Saíña, en Valdoviño, en los que las negociaciones se encuentran paralizadas, después de que se produjera un cambio de propiedad en uno de ellos y los nuevos dueños se negaran a negociar con Costas. Desde la Demarcación esperan que haya un nuevo acercamiento o, en caso de no conseguirlo, los inmuebles podrían pasar a un plan de actuación global y ser expropiados.

Según confirma el consejero técnico de Costas, Carlos Gil, este tipo de procesos para demoler un inmueble en el litoral son lentos, pero en todo caso, son edificios que «deben desaparecer de su entorno». No obstante, Gil reconoce que su departamento está siendo «pionero» en el rescate de metros cuadrados de dominio público, sobre todo en las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal, donde esta situación es consecuencia de que exista «mucha sensibilidad medioambiental».

Y es que desde Costas buscan preservar un litoral como el de la comarca, con una gran cantidad de espacios naturales. «Donde se construye más, hay más posibilidades de que haya más problemas urbanísticos, pero estamos hablando de que en apenas 30 kilómetros de costa nos encontramos lagunas en Doniños, A Frouxeira, Pantín y San Xurxo que hay que preservar», afirmó.

De hecho, el Gobierno central -a través del anterior Ministerio de Medio Ambiente y de la actual cartera de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino-, ha ejecutado ya el derribo de 57 construcciones en toda la comarca. Entre ellas, la que marcó un «hito» según Carlos Gil: la demolición de 48 casetas en la playa de Vilarrube hace unos años. En otras, las actuaciones acapararon las críticas de la opinión pública, como fue el caso del derribo del bar Coyote, en Valdoviño, o fueron acogidas por los vecinos, como es el caso del hotel de la playa de Ber, en Pontedeume.

Valdoviño es el municipio con mayor número de edificios en el punto de mira de Costas, más de 50 inmuebles identificados.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Costas tiene previsto derribar tres construcciones más en la comarca