«Tuvimos que separarlos, pero fue un rifirrafe»


«Me pegaron un empujón y nos tuvo que separar la policía», dijo una de las integrantes del autobús de la asociación Galicia Bilingüe que ayer hizo parada en A Gándara para recoger firmas contra el decreto de Normalización Lingüística de la Xunta para educación. Antes pasaron por Oleiros y Cedeira, y «no tuvimos ningún problema», dicen. En Narón, sin embargo, los esperaban una quincena de jóvenes abanderados para protestar por su presencia.

El resultado del encuentro se saldó con unas pintadas en un costado del autobús, alguna de ellas hecha muy rápidamente, y con la supuesta «agresión». Los jóvenes, sin embargo, no lo veían así, «pero si foi ela quen empurrou á nosa compañeira». Ante una cosa y otra, la policía confirmó que sí, que tuvieron que acudir al altercado, «pero fue un rifirrafe, nada más». El caso es que los jóvenes reclamaron que ellos estaban manifestándose pacíficamente y que en ningún momento «agrederon a ninguén». ¿Y la pintada? Tras observarla uno de ellos dijo, «a verdadeira agresión é o proceso de diglosia que se está a producir en Galicia». Los agentes comenzaron a identificar a los congregados. Parecía que iba a haber tensión, pero los jóvenes mostraron sus carnés con tranquilidad, aunque alguno preguntó por qué no identificaban a los otros, «que tamén están congregados». Los de Galicia Bilingüe se fueron a por una caña. Quien no daba crédito era el conductor brasileño, para quien «as dúas linguas son a mesma».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

«Tuvimos que separarlos, pero fue un rifirrafe»