El devastador futuro del agua

El aumento de la población provocará un estrés hídrico en el planeta. Ya se pueden empezar a tomar medidas para reducir el uso de este recurso

M. G.
Redacción

Las poblaciones crecen y, con ellas, la demanda mundial del agua. En los próximos años, las personas, empresas, granjas... aumentarán. Pero, ¿qué pasará con el agua? El mundo demandará más de la que se dispone. Un hecho que irá acompañado por un ascenso de las temperaturas y una escasez de precipitaciones en determinadas regiones. Más de mil millones de personas viven en regiones con escasez de agua. Hasta 3.500 millones podría experimentar esa escasez para el año 2025. Si a estos escalofriantes datos se le añade la grave contaminación que está terminando con los ecosistemas marinos y la sequía, las consecuencias son devastadoras.

Son 33 los países que se enfrentarían a un estrés hídrico en 2040. Y España es uno de ellos. Así lo indica un estudio realizado a escala mundial por el World Resources Insitute. Dicho estrés comienza cuando la demanda de agua es mayor que la cantidad disponible. Es decir, cuando hay dificultades para suministrar agua potable.

En España, el consumo medio de los hogares fue de unos 136 litros por habitante y día en 2016, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), cifra que la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS) rebaja a 132 litros en 2018. En Galicia, la cifra se va hasta los 138 litros/habitante/día. Anualmente se suministran 260.000 millones de litros de agua en la comunidad gallega. Sin embargo, una parte ya que según el INE el 21,5 % se pierde a lo largo de su trayecto, bien por fugas, roturas o averías

 En un informe publicado por la AEAS se recoge que el precio medio para uso doméstico del agua es de 1,84 €/m3. Una cifra que, en la factura, supone el 0,89 % del presupuesto. Situándose, además, muy por debajo del 3 % marcado por la ONU como cifra límite de asequibilidad del Derecho Humano al Agua. El 73 % del agua urbana se destina a uso doméstico, mientras que el 13 % se dedica al consumo industrial y comercial, y el 14 % se dedica a usos municipales o instituciones, por ejemplo. Siguiendo con los datos relativos a la comunidad gallega, cabe destacar que es, junto con Castilla y León y La Rioja, una de las pocas que dispone de los costes unitarios más bajos: 1,24 euros/m3. 

Aprovechar al máximo el agua, tratarla, es fundamental. En Galicia, el 80 % de la reutilizada es usada para jardines y zonas deportivas de ocio, mientras que el 20 % restante para la limpieza de alcantarillado y baldeo de las calles. En lo relativo a las aguas residuales tratadas, el 97,7 % tienen como destino un cauce fluvial, y el 2,3 % se reutiliza.

Una semana de implicación

Como instrumento de concienciación, el día 25 arrancará en Estocolmo la Semana Mundial del Agua. Durante los próximos días, la capital sueca acogerá más de 200 sesiones. Todas ellas centradas en el tema principal del presente año: «Agua para la sociedad - incluidos todos». Un nombre con doble pensamiento. Es un recordatorio de que no todo el mundo se ve afectado, en la misma medida, por todo lo relativo al agua.

Una semana que moviliza a una gran cantidad de personas. Cada año, unos 3.300 participantes de más de 130 países se trasladan a Suecia para intercambiar conocimientos, establecer redes y desarrollar soluciones a los problemas más inminentes, según recogen en su página web.

Ante tan desesperanzador escenario, a continuación, os dejamos una lista con determinadas acciones que puedes llevar a cabo para ahorra y cuidar el agua.

  1. Instala atomizadores en los grifos y difusores en las alcachofas de las duchas.
  2. Evita que los grifos goteen mientras no los estás empleando.
  3. Cuando laves los platos, cierra el grifo mientras los enjabonas. Al igual que mientras te cepillas los dientes o te enjabonas. No te olvides de cerrarlo.
  4. Cada vez que uses el lavavajillas o lavadora, ponlos a funcionar cuando estén completamente llenos. Y selecciona un programa economizador de agua.
  5. Deja en remojo las sartenes y ollas durante un tiempo. Así, cuando vayas a fregarlas, los restos se desprenderán más fácilmente y evitarás emplear grandes cantidades de agua.
  6. Aprovecha el agua que se sale mientras esperas a que se caliente o enfríe, y reutilízala.
  7. Deja agua en la nevera. Así, cuando la quieras fría y abras el grifo, no tendrás que derrochar una gran cantidad de esta.
  8. Olvídate del baño y pásate a la ducha. Además, reduce la duración unos minutos.
  9. Utiliza cisternas inteligentes, y controla que estas se cierran al vaciarse el depósito.
  10. No emplees el inodoro como un cubo de basura.
  11. En cuanto al riego del césped y plantas… hazlo por las mañanas o las noches. Así evitarás las horas de mayor evaporación del agua.
  12. Si vas a limpiar la zona exterior, utiliza una escoba en vez de una manguera.
  13. En caso de tener aspersores, prográmalos y úsalos de manera eficiente.
  14. Revisa posibles fugas en los grifos, cisternas o mangueras.
  15. ¿Todavía no conoces las calculadoras de consumo? Herramientas online como Esval o dispositivos inteligentes como Waterpebble te ayudarán a calcular la cantidad de agua que empleas diariamente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El devastador futuro del agua