El ascensor que sube al futuro

Sin cables y con cabinas que se desplazan también en sentido horizontal, Multi supone un ahorro de tiempo y espacio capaz de revolucionar las ciudades.

.

Las grandes urbes como símbolos de una sociedad casi lobotomizada a causa de la tecnología. Un argumento leído en multitud de novelas, como Un Mundo Feliz, de Aldous Huxley, y visto en la gran pantalla, por ejemplo en Blade Runner, de Ridley Scott. Más allá de la manida utopía, la megalópolis del futuro está cada vez más cerca de hacerse realidad. Y cuando eso ocurra, surgirán nuevos desafíos arquitectónicos para los que la industria ya busca soluciones.

Una de ellas es Multi, el primer ascensor que funciona sin cables, gracias a un sistema de levitación magnética. Un concepto que fue creado por la empresa alemana Thyssenkrupp en el 2014 y que recuerda al elevador paternóster, en el que la gente entra y sale de un habitáculo en constante movimiento. Solo que en lugar de llevar una sola cabina, dispone de intercambiadores que permiten que varias se desplacen por el mismo hueco, también de forma horizontal a través de dos ejes, y luego desciendan por otro. Como si de una línea de metro se tratara.

Ello repercute en un aumento de la cifra de personas que puede cargar, frente a un ascensor tradicional. Además, al moverse directamente hasta el piso seleccionado, sin paradas previas, y a una velocidad de entre 5 y 6 metros por segundo, el tiempo de espera es menor. En Thyssenkrupp aseguran que Multi es capaz de reducir el consumo energético hasta en un 60%. Pero, sobre todo, sus creadores insisten en que supone un ahorro de espacio, ya que según el consejero delegado de la compañía el 40% del área útil de un edificio suele estar destinada a los huecos para elevadores. «No habrá límite de peso, dado que Multi carece de los habituales y pesados cables de acero. Además, puede alcanzar tanta altura como se quiera. Si un arquitecto desea construir a más de 1.000 metros, no hay problema», afirma Andreas Schierenbeck, quien está decidido a revolucionar el diseño de las ciudades. Su empresa está convencida de que, en apenas unas décadas, cuando la población urbana aumente aún más y los edificios crezcan, los ascensores empezarán a usarse asimismo sobre canales o para el traslado desde estaciones subterráneas a oficinas.

Por eso, al contrario que sus rivales, Thyssenkrupp ha querido centrarse en la flexibilidad. «Multi es el mayor logro de la industria desde la invención del elevador de seguridad hace 165 años», concluye Antony Wood, director ejecutivo del Council on Tall Buildings and Urban Habitat.

España participa en el diseño

A Multi, que fue diseñado por un equipo de ingenieros internacionales, entre ellos españoles, solo le falta el certificado que le autoriza a transportar personas, con el que la compañía cuenta para el 2020. La inmobiliaria OVG Real Estate ya se ha mostrado interesada.

Votación
2 votos
Tags

El ascensor que sube al futuro