Volvo Amazon, el duro del norte

Por Óscar Ayerra

EXTRAVOZ ON

Oscar Ayerra

Fuerte, honesto y seguro. Tres adjetivos que definieron la esencia del Volvo Amazon nacido en 1957, con el que la marca sueca convenció al mundo de que la fiabilidad y la robustez pueden tener un aire discreto. Además, añadió un plus en seguridad, algo insólito hasta ese momento, lo que ayudó a forjar un prestigio que acompañaría a la marca durante varias décadas.

24 abr 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

«Condúcelo como si lo odiaras», así rezaba una publicidad con la que la propia marca estimulaba la venta a sus potenciales clientes. Suponía un posicionamiento en el mercado internacional como el «duro de la carretera». Los argumentos eran claros y concisos: además de un compacto a precio asequible, este sedán era capaz de soportar los inviernos suecos con 30 grados bajo cero o sobrevivir en sus carreteras, que más del 80 % estaban sin pavimentar en aquel momento. Desde luego, unas premisas que bien podrían parecer una exageración publicitaria; sin embargo, el producto cumplía lo que prometía. La robustez y calidad con la que nació este Volvo sorprendió y convenció al más escéptico. Un producto bien hecho que, según la propia marca, estaba construido para ser más duradero y más seguro que los demás.

Todo comenzaba en 1952 con la creación de los primeros bocetos del que sería el sustituto del Volvo P-444, un tipo de automóvil básico y muy fiable nacido en 1944 y que significó el inicio de una nueva era para la marca.

Después de varios prototipos que no acababan de encajar en la directiva de la empresa, se aceptó, finalmente, la visión de uno de sus diseñadores, Jan Wilsgaard, que aunaba en su concepción varias evoluciones de otros prototipos anteriores. Nacía así el nuevo auto con la denominación P-1200, que más tarde se cambiaría por P-120.