Oliver Winterbottom: peculiar estilo británico

Conjugar habitabilidad, aerodinámica, prestaciones y seguridad puede tener como resultado una apariencia poco corriente, que sin embargo terminará caracterizando una época de la industria británica del automóvil.


Con la segunda generación del Lotus Elite, el Type 75 lanzado en 1974, el fundador y director de la compañía, Colin Chapman, revivía el nombre utilizado en su primer coupé de producción en 1957, que había alcanzado notables éxitos en competición, incluyendo seis victorias en su categoría en las 24 Horas de Le Mans. Al igual que su predecesor de los 50, la estructura del nuevo modelo era un monocasco de fibra de vidrio, pero para no repetir equivocaciones del pasado se proveía de una sólida base mediante un bastidor de viga central, y la seguridad se garantizaba con elementos de acero en las puertas que se extendían hacia delante y atrás, formando una jaula alrededor del habitáculo, y por un arco de seguridad integrado en la sección del techo.

Pero este nuevo Elite ?el proyecto M50 en su denominación interna?, ya no era como el original un dos plazas orientado a la competición, sino un cuatro plazas que pretendía enterrar para siempre la imagen de la marca asociada a los coches sin ensamblar y abrir el camino a mercados más ricos y lucrativos que aun existían tras la crisis del petróleo. Equipado con el motor Lotus 907 de 4 cilindros en línea y 16 válvulas de 150 CV que ya se había experimentado en el Jensen-Healey, en posición delantera y con tracción trasera, disfrutaba además de la avanzada suspensión independiente que caracterizaba a la marca.

Un año después, en 1975, se presentaba en el Salón del Automóvil de Londres una versión coupe fastback, que se comercializaría como Lotus Eclat, y en 1980 ambas variantes recibían un motor mejorado con la cilindrada aumentada hasta los 2.2 litros. El último modelo de la serie, el Excel ?una actualización del coupé Eclat?, se lanzará en 1982, en que dejan de producirse las versiones iniciales, comercializándose hasta 1992.

AERODINÁMICA

Aunque desde principios de los años 70 Giorgetto Giugiaro venía colaborando con Lotus, y será el responsable del Esprit con motor central presentado en 1975, en el que conservará las líneas del frontal del Elite 75, en este y sus derivados su participación se limitará a la decoración interior y el panel de mandos, mientras la carrocería en cuña, propia de la época, y que le proporcionaba un sorprendente coeficiente aerodinámico, será obra de un diseñador de la casa, Oliver Winterbottom.

Nacido el 24 de febrero de 1944 en Ashford, en el Condado inglés de Kent, Winterbottom se había incorporado a Lotus en 1971, ya con una importante experiencia a sus espaldas, desde que en 1961 se trasladase a Coventry para ingresar como aprendiz de ingeniero durante cinco años en Jaguar, una modalidad laboral en la que se combinaba la formación con el trabajo en distintos departamentos de la empresa, lo que le permitiría cursar estudios de construcción de carrocerías en Birmingham y de ilustrador técnico en la Escuela de Arte de Coventry.

En 1966 obtenía el segundo premio en el Concurso Grifo d’Oro convocado por Carrozzeria Bertone, lo que le supondría un viaje a Turín, donde conocerá personalmente a Nuccio Bertone y podrá asistir al Salón del Automóvil en el que se presentaba el Lamborghini Miura. Aquel mismo año, terminado ya su período como aprendiz, se incorpora como diseñador al Styling Department de Jaguar, donde trabajará en el modelo que debería suceder al E-Type, denominado XJ21, y en un modelo de menores dimensiones, el XJ27, que nunca llegarán a producirse.

Una entrevista con Colin Chapman, en octubre de 1970, supondrá para Winterbottom la oferta que le llevará a incorporarse al año siguiente a Lotus como design manager, donde desarrollará los nuevos modelos de la serie Elite 75, con la participación de Peter Stevens en la última variante ?el Excel?. En 1975 se trasladará a la filial JCL Marine, participando en el diseño de embarcaciones.

Tras dejar Lotus, y después de un corto periodo trabajando por su cuenta, se incorporará a TVR para el desarrollo del deportivo Tasmin hasta su lanzamiento en 1980, volviendo en 1981 a Lotus para dirigir el proyecto de un modelo deportivo en colaboración con Toyota ?el M90, que también se designará como X100 o M100? que debería recuperar el nombre del Elan y que sólo llegará a materializarse en un prototipo. Se trasladará después a Detroit como project manager de General Motors, y aún volverá a Lotus para ocupar cargos como supervisor de ingeniería y seguridad.

Hasta el año 2009, en que se retira definitivamente, Oliver Winterbottom trabajará además como consultor externo para fabricantes italianos y asiáticos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

Oliver Winterbottom: peculiar estilo británico