«Pensar que necesitas alguien que te complete es terrorífico»

«Tenemos que hablar». Elisabeth Iborra y Bruno Valente han escrito un libro que funciona como un traductor mujer-hombre, hombre-mujer, y que nos invita a entendernos. En sus páginas encontramos la clave para interpretar qué es lo que pasa en nuestra relación y evitar que volvamos a decir: «no entiendo a las mujeres», «todos los hombres son iguales»...

.

Las relaciones de pareja han cambiado mucho. ¿La media naranja ha pasado ya a la historia?

 -Debería haber pasado a la historia, sería lo ideal, pero por desgracia todavía muchísima gente sigue pensando que necesita a otra persona para estar completa. Y eso es un grave error porque enfocas las relaciones desde la necesidad, desde una carencia, como un problema a resolver. Pensar que necesitas a alguien para que te complete no es romántico, al contrario: es terrorífico.

-¿Somos las mujeres manipuladoras y los hombres simples y sexuales?

-No, para nada. Lamentablemente, la manipulación se da en ambos sexos. Por ejemplo, decirle a tu chica «no es que no me fíe de ti, es que no me fío de los tíos», es manipulación. Es un intento de que ella se corte a la hora de vestirse o de relacionarse con sus amigos. Generalizar es la fórmula perfecta para equivocarse.

-¿Por qué no nos entendemos cuándo hablamos?

-Porque no nos han enseñado a ponernos en el lugar de la otra persona. Es algo cultural: la forma de percibir nuestro cuerpo es diferente según nuestro sexo, y la manera de entender y comunicar nuestros sentimientos, también. Además, cargamos con otro lastre: creemos que si alguien nos quiere, automáticamente y por arte de magia debe entender todo lo que nos pasa por la cabeza. Y si no es así, es que no nos quiere lo suficiente. Bastante complicado es el amor por sí solo para encima cargarlo con expectativas ajenas al mínimo sentido común.

-¿Qué temas deben ser tabú en una pareja que quiere triunfar?

-Ninguno. Pero todo depende del momento, del tiempo que lleven juntos. Por ejemplo, hay gente que en la primera noche te pregunta si alguna vez has hecho un trío, con cuánta gente te has acostado o si te gustaría tener tres hijos. La confianza es un gato callejero, debes acercarte con cuidado para no asustarla y que salga corriendo. Interrogar sobre el pasado no suele ser una buena idea nunca, da igual el tiempo que llevéis juntos.

-Las redes sociales han cambiado nuestra comunicación amorosa, ¿qué significa hoy un corazón?

-Las redes sociales simulan la realidad, pero no lo son. Es como cargar constantemente con tu currículo vital. Si uno es totalmente consciente de eso, de que lo que está viendo es una representación idealizada y sesgada, no hay problema. Aportan mucha información, lo cual a veces puede ser interesante, porque ves si tienes cosas en común con esa persona, pero otras veces puede alimentar los prejuicios. Por no hablar de que mucha gente las utiliza para controlar lo que está haciendo su pareja, lo cual es una absoluta falta de respeto. Para la inmensa mayoría de gente son una ventana desde la que ver el mundo y dejarse ver. Por eso, el consejo es ser prudente con lo que se dice, con lo que se cuelga, y tener claro que nada puede sustituir el verse cara a cara. Por otro lado, suponen un nuevo lenguaje. Si le mando un chiste a una chica que me gusta y me devuelve un emoji de una cara lanzándome un beso: ¿significa que le gusto o que le ha hecho gracia? Si no me contesta enseguida, ¿es que pasa de mí? Para no perder la cabeza, lo mejor es no darles tanta importancia y no dejar que regulen tu vida.

-¿Qué frases de las mujeres provocan más desconcierto en los hombres? ¿Y al contrario?

-Para ambos sexos es lo mismo: las frases cargadas de ambigüedad. Frases del tipo: «pues no sé si podremos vernos este finde», «ya vamos viendo adónde va esto», «ya te llamo si eso», «me gustas mucho pero estoy en un momento complicado de mi vida», «ojalá nos hubiéramos conocido en otro momento», etc.

-¿Qué frase debe ponerte en fuga?

-La lista es larga: «No te enamores de mí», «soy una persona complicada», «es que nunca me he enamorado antes», «me recuerdas a mi ex», «¿en serio te vas a poner eso?», «quedas mucho con tus amigos, ¿no?», «si me enfado es porque te quiero muchísimo», «si me quisieras de verdad no harías eso», «si no tienes celos es que no me quieres de verdad», etcétera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Pensar que necesitas alguien que te complete es terrorífico»