Una escuela de quiromasaje itinerante

Cada semana la escuela Holos Internacional hace las maletas en su recorrido por la península con el objetivo de acercar sus formaciones a miles de profesionales y estudiantes de las técnicas manuales.


A lo largo de 20 años, el equipo de docentes dirigidos por Miguel Aldir ha desarrollado su labor profesional con miles de clientes. Aldir dirige Holos Internacional, una escuela itinerante que imparte formaciones sobre quiromasaje y técnicas alternativas en toda España.

 Lleva dos décadas trabajando y estudiando diferentes procedimientos a la hora de abordar las molestias musculares y articulares. Un complemento a otras terapias por el que se interesan quiromasajistas profesionales y estudiantes de toda la península e islas. Valencia, Salamanca, Murcia, Sevilla, Málaga, Madrid, Zaragoza, o Gran Canaria son algunas de las ciudades donde ha llegado la formación de Holos Internacional. En Galicia también han estado este año, el mes pasado en Sanxenxo, en donde formaron profesionales preparados para poder realizar con éxito la técnica ALDIR3D.

«Nuestra firme apuesta por la docencia nos ha llevado a plantear un modelo formativo único, que apuesta por la itinerancia como seña de identidad, facilitando así el acceso a la formación a todos los alumnos y profesionales que desean aprender y perfeccionarse», explica Aldir.

Ha sido un largo aprendizaje con cientos de experiencias particulares, repleto de singularidades e incluso casos excepcionales. La suma de todas estas experiencias es un rico bagaje que permite a Holos Internacional compartir sus conocimientos con un enorme valor añadido. A ello se une una decidida vocación por la docencia, avalada por una sólida preparación académica.

Miguel Aldir, ha ejercido su profesión en diferentes ciudades españolas (Madrid, Toledo, Las Palmas, Badajoz), así como en Berlín y Düsseldorf. Es miembro acreditado (10805-1181) de Practicioner’s Register y full Member of The Pan European Federation of TCM Societies. Entre otras muchas formaciones y certificaciones, ha cursado cursos de quiromasaje, medicina oriental, patologías reumatoides, auriculoterapia y terapias naturales en los centros e institutos más prestigiosos.

El experto recuerda la importancia de establecer un sistema interactivo para que el aprendizaje sea más efectivo. «Si bien los conocimientos son responsabilidad del docente; el resultado final, el aprendizaje adquirido, es fruto de una interacción que necesita la implicación de las dos partes. -explica Aldir-. Nuestras formaciones se realizan en grupos reducidos, tanto en nuestros cursos intensivos como en los seminarios, y buscamos que las clases sean eminentemente prácticas. El objetivo es que los alumnos sean capaces de identificar los distintos focos que generan el malestar y actuar sobre ellos de una forma tridimensional. Es decir, desde todos los ángulos posibles. De esta forma podrán solventarse los problemas que esas molestias producen en las articulaciones, la columna, etc…».

Personalizar cada caso

Aldir destaca también que la escuela apuesta por un «sistema personalizado, que invierte tiempo en cada cliente para amoldarse con lógica a ellos. Son abordajes personalizados donde el masaje tradicional se mezcla con otras muchas técnicas que he aprendido a base de experiencia y estudio», explica Aldir. «Los seminarios que impartimos -prosigue-, van desde el ALDIR3D, un método que los profesionales empiezan a impartir en sus centros porque los clientes lo notan mucho desde el primer momento, a otras técnicas tales como moxibustión o la técnica de Dorn, entre otras.

La primera es una técnica utilizada en medicina tradicional china que estimula puntos de acupuntura mediante calor y se enfoca en aliviar diferentes estados de malestar. Y la segunda, la técnica de Dorn, «es algo así como ‘convencer’ a la articulación en vez de ‘obligarla’, como se hace en otro tipo de manipulaciones». Pero hay más. Una mención merece también la auriculopuntura, que «actúa sobre diferentes ámbitos de la salud regulando la energía corporal a través de los puntos reflejos auriculares», puntualiza Miguel.

A lo largo de la trayectoria de Holos Internacional han ido adquiriendo diferentes conocimientos que, aseguran, han sido bien acogidos tanto por los clientes como por los alumnos. Uno de ellos es la estimulación cutánea continua. «Es un método para acercarse al origen del dolor estimulando la piel con presión, puntura o magnetismo -resalta el quiromasajista-. Al fin y al cabo el cliente necesita percibir esta implicación en su caso, que se individualice y se dedique tiempo a abordar el malestar que lo trae hasta nosotros. Y que sea efectivo, claro».

Otro de los procedimientos que más le demandan son las ventosas. «Pueden ser estáticas o se puede dar un masaje con ellas. Son muy relajantes, detoxificantes, y estimulan el sistema linfático», describe.

Sus cursos, todos presenciales, tienen como objetivo preparar a profesionales del quiromasaje para que sean capaces de ayudar a personas de todas las edades. Además de los conocimientos y técnicas que comparten, para Miguel Aldir y su equipo es muy importante la forma en la que traspasan sus aportaciones a este campo en continua evolución. «Para nosotros, además de ser un medio de vida también es una filosofía, una forma de ver y comprender el quiromasaje. Nos acercamos a las enseñanzas de la filosofía oriental tratando al cuerpo como un todo sin dejar de lado aportaciones valiosísimas muy distintas a las orientales como puede ser el masaje sueco o el ALDIR3D», subraya el director de Holos Internacional, que concluye: «La mejor manera de abordar el bienestar corporal es una concepción holística, entendiendo el cuerpo como un todo. Y nuestra escuela enseña con dos principios irrenunciables: dedicación y rigor».

HOLOS INTERNACIONAL

CURSOS PRESENCIALES DE QUIROMASAJE Y TERAPIAS ALTERNATIVAS

www.holosinternacional.es

HOLOS INTERNACIONAL

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
0 votos
Comentarios

Una escuela de quiromasaje itinerante