Belleza tras el horror en las Torres Gemelas

Tras once años de construcción ya está abierto. El observatorio del World Trade Centre ofrece a neoyorquinos y turistas unas vistas privilegiadas sobre la Gran Manzana. En el mismo lugar donde el 11-S se vivió la tragedia


El nombre del rascacielos más alto de la ciudad de los rascacielos es One World Trade Center y se levanta exactamente donde hace catorce años estaban las Torres Gemelas. El observatorio ocupa las plantas 100, 101 y 102. Hasta esta última llegan los ascensores que suben a los visitantes al observatorio, los más rápidos del mundo: tardan 48 segundos en recorrer 381 metros. La torre mide mucho más que eso, contando la antena que la corona la altura total es 541 metros, pero el observatorio está más de 150 metros por debajo.

Las entradas para acceder al observatorio pueden adquirirse en Internet: 32 dólares para adultos, 30 dólares para los mayores de 65 años y 26 dólares para los niños. Los gestores del observatorio están convencidos de que los altos precios no van a impedir que el número de visitantes sea enorme. Prevén tres millones doscientos mil el primer año pero están seguros de que irá en aumento. Creen también que este nuevo observatorio va a desbancar al más popular de Nueva York, el del Empire State Building que atrae cada año a cuatro millones trescientas mil personas y que recauda un 40% de los ingresos del popular edificio. Y esa es solo una pequeña fracción del número de visitantes que tiene Nueva York, el año pasado más de 56 millones de personas visitaron la Gran Manzana. 

El nuevo observatorio del World Trade Center tiene algunas ventajas sobre el del Empire State Building: está más alto ya que el observatorio principal del Empire State Building está en el piso 86; tiene una tecnología mucho más avanzada y, sobre todo, está cargado de simbolismo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Belleza tras el horror en las Torres Gemelas