Solidaridad que llega a La Palma de dentro y de fuera

Santiago Garrido Rial
Santiago Garrido LA PALMA / ENVIADO ESPECIAL

ESPAÑA

Imágenes del polideportivo Severo Rodríguez, en Los Llanos de Aridane, donde los voluntarios clasifican la ropa y el calzado donado para los afectados por el volcán
Imágenes del polideportivo Severo Rodríguez, en Los Llanos de Aridane, donde los voluntarios clasifican la ropa y el calzado donado para los afectados por el volcán Jon Nazca | REUTERS

Unos 750 voluntarios organizan el material donado para hacerlo llegar a los afectados por la erupción del volcán en Cumbre Vieja

24 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Río de ceniza, de lava, y de solidaridad. Numerosas entidades, instituciones e iniciativas sociales se están poniendo en marcha por toda España en favor de los damnificados por el volcán, además de todas las actuaciones de las instituciones públicas, del Gobierno central a los municipios y cabildos. Y también esto recuerda a lo que pasó en las primeras semanas con el Prestige, con tal aluvión de donativos que al final hubo que crear una fundación para canalizarlos y distribuirlos. Por cierto, que desde Canarias, sobre todo de Fuerteventura, Lanzarote Y Tenerife, habían llegado centenares de voluntarios a limpiar las playas.

Como entonces, también hay coordinación para abastecer en todo momento a quienes se encargan de controlar la situación y velar por la seguridad. Son unas 750 personas las que están involucradas en ello en Los Llanos, El Paso y Tazacorte, y el campo de fútbol de Los Llanos sirve de campamento base para distribuir y organizar el material, con las indicaciones de las necesidades que se van recibiendo de la Cruz Roja. Omar Hernández es el concejal que se encarga de coordinar esta logística, y, mientras lo cuenta, sus colaboradores interrumpen brevemente la entrevista para decirle que ha llamado tal o cual empresa (alguna muy conocida) para anunciar un envío, que se canalizará en alguno de sus ocho vehículos.

«Las donaciones son muchas, tanto de empresas como de particulares», indica. Alimentos no perecederos, agua, refrescos, cátering... Todo lo útil. «Estamos trabajando sin descanso», añade. Cuando se le pregunta cuánto tiempo va a durar esto, responde que meses.