Sánchez: del «cumplimiento íntegro» de las penas a rechazar «la revancha y la venganza»

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, en el Congreso
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, en el Congreso E. Parra. POOL

El presidente del Gobierno cambió su discurso sobre los indultos a los presos independentistas tras lograr la investidura gracias a ERC

26 may 2021 . Actualizado a las 20:53 h.

La opinión de Pedro Sánchez sobre el indulto a los presos del procés ha variado radicalmente en los últimos dos años. En 2019, siendo ya presidente, y tras conocerse las condenas y las penas, afirmó, antes de que se celebraran las elecciones generales, que «el acatamiento implica su cumplimiento». El jefe del Ejecutivo garantizó a «la sociedad catalana y al conjunto de la ciudadanía española que esa sentencia se va a cumplir en su totalidad». «Nadie está por encima de la ley», decía entonces Sánchez, que aseguró que el indulto no estaba «encima de la mesa».

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, se comprometió también al «cumplimiento íntegro» de las penas. Una vez celebradas las elecciones y formado un Gobierno de coalición con Unidas Podemos que necesitó la abstención de ERC para la investidura y su apoyo para mantener la mayoría en el Congreso, Sánchez empezó a variar su discurso. «Este es un Gobierno que apuesta claramente por el reencuentro y por la reconciliación» decía ya entonces sobre la posibilidad de la medida de gracia.

El pasado martes, una vez formado el nuevo Gobierno catalán presidido por ERC, y a pocas horas de que el Tribunal Supremo emitiera su informe, Sánchez apostaba ya claramente por el indulto a los presos del procés condenados por sedición, asegurando que su Gobierno rechaza «la revancha y la venganza».