El efecto 4M frena al PSOE y relanza al PP

ESPAÑA

Isabel Infantes | Europa Press

Los socialistas siguen como fuerza más votada y los populares acortan la diferencia a 4,5 puntos, según el último barómetro del CIS. Los españoles confían menos en Pedro Sánchez y sitúan la crisis como el principal problema por delante de la pandemia del covid

18 may 2021 . Actualizado a las 18:36 h.

El efecto Ayuso se refleja en el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) —elaborado entre el 4 y el 13 de mayo, justo después de las elecciones madrileñas del 4M— que augura una subida del PP en intención de voto y un frenazo para las expectativas del PSOE.

RECORTE DE DISTANCIAS

El PP se sitúa a 4,5 puntos del PSOE. Los socialistas, con un voto estimado del 27,9 %, perderían 3,6 puntos respecto a la anterior encuesta de abril, confeccionada durante la campaña electoral madrileña, y los populares ganarían 2,8 puntos, hasta alcanzar el 23,4 % de los votos, lo que les permitiría aproximarse al PSOE. La distancia entre ambas fuerzas políticas pasaría de 10,9 puntos antes de los comicios madrileños a 4,5, menos de la mitad, confirmando así el empuje de la contundente victoria lograda por Isabel Díaz Ayuso en las pasadas elecciones.

PÉRDIDA DE CONFIANZA

Caen Vox y Ciudadanos en intención de voto. El barómetro certifica una caída de 1,7 puntos de Vox, que continúa como tercera fuerza política de España con el 13,7 % del voto estimado. El sondeo también registra la bajada ya anunciada de Ciudadanos, que pierde 1,4 puntos y pasa del 6,7 % de los sufragios estimados al 5,3 %, manteniendo su quinta posición.

CAMBIO DE RUMBO

Unidas Podemos se mantiene y Más País se dispara. En cuarta posición sigue Unidas Podemos, que prácticamente repite con el 10,4 %, tres décimas menos que en abril y que le mantienen en la cuarta posición. La encuesta certifica igualmente el alza de Más País/Compromís después de la importante subida que su marca madrileña, Más Madrid, logró en las elecciones del 4M. Este respaldo electoral se traduce en que el partido de Íñigo Errejón duplica sus expectativas electorales al pasar del 1,9 % de los votos al 3,8 %, logrando la sexta posición a nivel nacional.

REPARTO POR BLOQUES

Desplome de los socios del Gobierno de coalición, que pierden casi 4 puntos. El reparto por bloques electorales que dibuja el último CIS revela una clara ventaja para la derecha debido a la bajada que el sondeo estima para los socialistas. La suma de PP, Vox y Ciudadanos reuniría el 42,4 % de los votos (tres décimas menos que en la encuesta de abril) mientras el PSOE y Unidas Podemos —socios del Gobierno de coalición— se desplomarían al 38,3 %, cuando en el anterior barómetro estaban en el 42,2 %. Es decir, logran 3,9 puntos menos. Los malos resultados electorales de Ángel Gabilondo y Pablo Iglesias en Madrid han pasado factura a sus respectivos partidos en el tablero político español.

LÍDERES PREFERIDOS

Yolanda Díaz se cuela en la lista de «presidenciables». El CIS incluye una pregunta para saber a quién preferirían los españoles para presidir el Gobierno. El 21,7 % cita a Sánchez frente a un 12,5 % que menciona a Casado, un 6,8 % que prefiere a Errejón o un 5,7 % que se inclina por Abascal. Entre los demás líderes, la ministra gallega Yolanda Díaz se cuela en la lista de «presidenciables», con un respaldo del 1,7 %, por detrás de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso (2,4 %), y el ministro Alberto Garzón (2 %).

El BNG se queda en el 0,5 % de los votos, el mismo porcentaje que le otorgaba el sondeo en abril

El barómetro de mayo del Centro de Investigaciones Sociológicas refleja que el Bloque Nacionalista Galego (BNG) permanece en el 0,5 % de los votos, el mismo porcentaje que le otorgaba en abril.

Para las restantes formaciones políticas, el CIS sitúa a ERC en la séptima posición, con una mejora de dos décimas y el 3 % del voto estimado. JxCat también sube ligeramente, del 1,5 al 1,6 %, mientras que el PNV —pese a continuar en la misma posición, justo detrás de los independentistas catalanes— se deja cuatro décimas y pasa del 1,5 % al 1,1 %, el mismo respaldo que suma EH-Bildu, que antes tenía 0,9 %.