Una campaña perdida en debates y polémicas que no han movido el voto

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

El candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y el portavoz parlamentario, Pablo Echenique, este jueves en un acto en Leganés
El candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y el portavoz parlamentario, Pablo Echenique, este jueves en un acto en Leganés DAVID CASTRO

Los partidos recuperan en el tramo final las propuestas más vinculadas con la economía real tras restregarse durante días las cifras del covid-19 y las amenazas

30 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La primera mitad de la campaña se les fue a los partidos en arrojarse a la cara los datos de enfermos y fallecidos por el covid-19. Y el resto, hasta ahora, se perdió discutiendo sobre si las cartas amenazantes recibidas por algunos dirigentes políticos son responsabilidad de los partidos de derecha, si estamos ante un hecho habitual que la izquierda trata de magnificar para sacar rédito político, o si se tienen que condenar primero las amenazas por carta o las pedradas en los mítines. Los sondeos indican que toda esa artillería dialéctica apenas ha movilizado el voto en un sentido o en otro. Y, solo tras comprobar la inutilidad de esas estrategias de campaña, los partidos retoman a última hora debates sobre los problemas reales de los ciudadanos madrileños.

 La calculadora de Ayuso

Ahorro fiscal frente a «regiones socialistas». El PP cree que estas elecciones, como casi todas, se decidirán más por el bolsillo que por otra cosa. E Isabel Díaz Ayuso ha lanzado por eso una página en Internet en la que cada madrileño puede comprobar cuánto dinero se ahorra en su declaración de la renta respecto a lo que pagaría en las comunidades gobernadas por el PSOE. Según esa calculadora fiscal de Ayuso, un madrileño de 55 años que gane 60.000 euros se ahorra 451 euros de media respecto a «regiones socialistas».

  La oferta de Gabilondo

Un mes de alquiler gratis. El socialista Ángel Gabilondo sabe que el debate sobre la regularización de los precios del alquiler divide a la izquierda, porque el sector socialista del Gobierno no acepta la intervención que plantea Unidas Podemos. Ayer, sin embargo, el candidato socialista lanzó una oferta que ningún joven aspirante a inquilino podría rechazar. Prometió que, si es presidente, la Comunidad pagará el primer mes del alquiler a todos los menores de 30 años.