Beatriz Fanjul: «A mí nunca nadie me ha dicho qué tengo que decir, ni cómo»

La diputada popular habla sin tapujos de los principales líderes del país, tras relevar en el cargo al vigués Diego Gago

Beatriz Fanjul, presidenta de Nuevas Generaciones del PP
Beatriz Fanjul, presidenta de Nuevas Generaciones del PP

Madrid / La Voz

El diputado del PP por Pontevedra, Diego Gago, pasó el testigo de la organización Nuevas Generaciones del PP a Beatriz Fanjul. La bilbaína es una cara reconocida de los populares, entre otras razones, por su exposición en los medios y por su actividad en las redes sociales. Además de su labor en las Cortes, estará al frente de la organización juvenil.

-¿Qué supone que la hayan nombrado presidenta de NN.GG.?

-Supone mucho trabajo. La verdad es que Diego me lo ha puesto muy fácil porque tiene una peculiaridad igual que la que tiene Casado. Ha sabido entender que en el PP cada uno es de su padre y de su madre, pero sabemos encajar todos dentro de un proyecto. Eso me lo ha enseñado Gago e imagino que él lo ha sacado de Feijoo o del propio Casado. Yo tengo el reto de intentar ayudar a los jóvenes porque creo que todos tenemos los mismos problemas, solo nos diferencia la forma de encararlos.

-La he escuchado hablar sobre la polarización del Congreso. ¿Le sorprende?

-Sí. Me sorprende y no me deja de sorprender. Es normal que haya puntos de vista distintos, pero siempre tiene que haber cierto decoro, cierta educación. Hay cosas que me llaman la atención. Por ejemplo, en violencia de género, la ministra ni se ha pasado por la comisión. Su primera comparecencia fue en septiembre y estamos en abril. No se nos ha dejado establecer un control al Gobierno. Durante la pandemia esto pasó mucho.

-¿Y entre los jóvenes también existe esa polarización?

-No. Nosotros tenemos muy buena relación con Omar Anguita (Juventudes Socialistas). Son conocidos los gestos de Diego con Omar. Dos personas líderes de las organizaciones juveniles más grandes de España, lo lógico es que se lleven bien. Omar vino a nuestro congreso. Vino a despedir a Diego y a darme la bienvenida a mí. Es un gesto valiente. Omar es un tío de los pies a la cabeza. Lo dice Diego y lo digo yo.

-¿Qué piensa de la corrección política? Pregunto porque su actitud en redes sociales es...

-Canallita, ¿no? Las redes sociales son un medio clave. Yo tiendo a ser breve, utilizar la ironía. Para todo aquel que crea que el PP me ata en corto, la prueba está en las redes. A mí nunca nadie me ha dicho qué es lo que tengo que decir ni cómo lo tengo que decir. He sufrido por poner barbaridades que vienen de unos hechos, pero yo simplemente te los estoy recordando. No soy un Echenique señalando a ciertos medios de comunicación, diciendo que hay que salir a la calle a destrozar cosas. No soy una persona como José Zaragoza que decide llamar loca a la presidenta de Madrid. Eso son faltas de respeto. No voy a permitir que se me lleve al lado de los malos, entre comillas, que hacen esas acusaciones.

-¿Qué opinión tiene de Iglesias?

-Lo único bueno que tiene es que es un gran orador, pero entró en política engañando a la gente. Se sumó a un movimiento social en un momento de crisis, prometiendo aquello de trabajar por la clase obrera. Recuerdo cómo decía que no entendía a los políticos que se alejaban de sus vecinos, que les nombraban en un cargo y se acababan aislando en un chalé. En el congreso tampoco se nos ha dado explicaciones por las menores tuteladas de Baleares. Yo lo que veo es una doble vara de medir a Podemos y al PP.

-¿Y de Sánchez?

-Solo me gustaría que dijera la verdad. Me parece que tenemos un presidente que trabaja por sus propios intereses. Es el principal culpable de que no existan grandes consensos. Casado le tendió la mano en numerosas ocasiones: «Oye necesitamos remar todos juntos, el partido de Gobierno y la principal fuerza de la oposición». Pues no, siempre con la mentira por delante, escondiendo la mano... Creo que los españoles no se merecen un presidente del Gobierno así.

-¿Y de Vox y Abascal?

-Nunca me he escondido. Tengo una magnifica relación con él. Santi es vasco, militó en las Nuevas Generaciones en las que yo he crecido. Por cercanía siempre nos hemos llevado muy bien. Yo me separo de ciertos discursos. Violencia de género, autonomías, Europa... pero personalmente me une una amistad con él.

La apuesta juvenil del PP con ideas claras y valentía 

Beatriz Fanjul nació el 23 de agosto de 1991 en Bilbao. Es miembro de una familia con seis hermanos. Estudió Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de Deusto, un centro privado católico. Desde diciembre del 2019 es diputada del Congreso por Vizcaya. Su referente político es Gregorio Ordóñez, asesinado por ETA en 1995. Fanjul imprime carácter en sus mensajes en redes sociales, que han impulsado su relevancia mediática.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Beatriz Fanjul: «A mí nunca nadie me ha dicho qué tengo que decir, ni cómo»