Sánchez afronta su primera crisis de Gobierno al cumplir un año en el cargo

La pandemia y las fricciones con Pablo Iglesias han condicionado la labor de la coalición

Pablo Iglesias felicita a Pedro Sánchez tras obtener l ainvestidura el 7 de enero del 2020
Pablo Iglesias felicita a Pedro Sánchez tras obtener l ainvestidura el 7 de enero del 2020 EUROPA PRESS

Madrid / La Voz

Un año después de su investidura, Pedro Sánchez afronta su primera crisis de Gobierno. La elección del titular de Sanidad, Salvador Illa, como candidato a la presidencia de la Generalitat garantiza un movimiento de piezas, aunque resta por saber si se tratará solo de cubrir la vacante o si el líder socialista aprovechará para hacer una remodelación más profunda y engrasar la maquinaria de un Gobierno que, pese a las fricciones entre los socios, ha alcanzado en este primer año el principal de sus objetivos: aprobar unos Presupuestos. La relación entre Sánchez y Pablo Iglesias ha marcado un año que la pandemia ha convertido en un ejercicio del poder muy distinto al que ambos imaginaron al sellar el pacto de coalición apenas 48 horas después de las elecciones de noviembre del 2019.

 Investidura y primera fricción

Tras lograr la investidura gracias al apoyo del PNV, Más País, Compromís, Nueva Canarias, BNG y Teruel Existe y la abstención de ERC y EH Bildu, la presión de Unidas Podemos para aprobar de inmediato la ley de Igualdad generó las primeras tensiones con los ministros del PSOE, que consideraban demasiado improvisado el proyecto de la ministra Irene Montero. Un primer pulso que se resolvió a favor de Iglesias.

 El 8M y el estado de alarma

Tras la polémica celebración de la manifestación feminista del 8M, la inmediata declaración del estado de alarma por la pandemia el 14 de marzo supuso un vuelco a la acción del Gobierno. Sánchez se vio obligado a un ejercicio de equilibrio parlamentario para aprobar las sucesivas prórrogas. Primero con un apoyo casi unánime y, después, apoyándose alternativamente en los independentistas de ERC y EH Bildu o en Ciudadanos. Luego, a comienzo del verano, se implantó una cogobernanza con las comunidades que dio lugar a duros choques con algunas autonomías, especialmente con Madrid.

 Un escudo social con debate

La paralización de industrias y comercios y la amenaza de un paro desbordado llevaron al Gobierno a poner en marcha lo que denominaron un «escudo social» mediante la aprobación de los ERTE y el aval a los créditos para empresas. Aunque también ahí hubo fuertes tensiones entre Iglesias, proclive a incrementar al máximo el gasto social y la paralización casi total de la economía, y la vicepresidenta económica Nadia Calviño, partidaria de mantener la máxima actividad posible y de la prudencia en el gasto. Una batalla que permanece activa a día de hoy.

 El apoyo de ERC y EH Bildu

ERC y EH Bildu han sido junto al PNV los principales socios del Gobierno durante este año, aunque la tensión con los independentistas catalanes ha sido una constante, al vincular su apoyo al avance en la negociación sobre el «conflicto político» en Cataluña y a las medidas de alivio a los presos del procés. Algo que sirvió de munición parlamentaria a los grupos de la oposición.

 Los 140.000 millones de la UE

Uno de los puntos clave del primer año de Gobierno de Sánchez fue la negociación de los fondos europeos para la reconstrucción de la economía, golpeada por la pandemia. Sánchez obtuvo finalmente un total de 140.000 millones de euros para España, aunque la mitad de ellos en forma de créditos. El reparto de esos fondos es ahora en motivo de enfrentamiento con las comunidades gobernadas por el PP, que denuncian una infradotación sobre lo que les correspondería con criterios de financiación autonómica.

 La crisis del rey emérito

Las informaciones sobre las irregularidades de Juan Carlos I han marcado el final del año de gobierno. Sánchez ha defendido a Felipe VI y garantizado su apoyo a la institución de la Corona, mientras que Unidas Podemos carga contra la monarquía, ampliando las críticas y la responsabilidad al actual jefe del Estado.

 Presupuestos y eutanasia

El Gobierno cierra estos doce meses con un apoyo a sus Presupuestos muy superior al de la investidura y con la aprobación, también holgada, de la ley de eutanasia. Algo que permite a Sánchez afrontar el resto de legislatura con menos presión. 

Casado resume la labor del Ejecutivo en «incompetencia, arrogancia y mentira»

El líder del PP, Pablo Casado, afirmó que la «incompetencia, la arrogancia y la mentira» son los tres rasgos que, a su juicio, han caracterizado a Pedro Sánchez y sus ministros en el primer año tras la investidura. Precisó que «la incompetencia» del Ejecutivo se ha visto en la gestión de la pandemia con «casi ya 80.000 fallecidos que se niegan a reconocer» y la crisis económica que ha provocado, con «casi cinco millones de españoles que quieren trabajar y no pueden».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Sánchez afronta su primera crisis de Gobierno al cumplir un año en el cargo