Podemos presiona para indultar a los presos del 1-O antes de los comicios en Cataluña

Los comunes urgen a acelerar la reforma penal para rebajar las condenas a los encarcelados del «procés» y a tramitar los indultos

El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos y líder de En Comú Podem -ECP-, Jaume Asens
El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos y líder de En Comú Podem -ECP-, Jaume Asens

Madrid / Colpisa, La Voz

Un día después de que Pablo Iglesias se mostrara favorable a conceder el indulto para los presos del procés lo «antes posible», el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, volvió a recibir un mensaje similar del portavoz de En Comú Podem y presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos en la Cámara Baja, Jaume Asens. El dirigente de la coalición de izquierdas argumentó que para garantizar la «normalidad» de las próximas elecciones catalanas, previstas para el 14 de febrero, sería bueno que los impulsores del 1-O estén en libertad. Y, durante el debate de la sección de los Presupuestos relativa al ministerio encargado de tramitar la gracia gubernamental, exigió también que se acometa ya la reforma de los delitos de rebelión y sedición en el Código Penal para rebajar las penas que llevan aparejadas.

Asens mostró sus suspicacias hacia Campo después de que este advirtiera el lunes de que quizá incumpla el plazo que el propio Gobierno había fijado para que el Consejo de Ministros lleve a cabo esas modificaciones, de las que podrían beneficiarse los líderes independentistas encarcelados. En las últimas semanas, el ministro había asegurado que la norma sería remitida al Congreso antes de fin de año, pero hace dos días afirmó que no se sentirá «incumplidor» si ese plazo no se obedece porque se trata de un compromiso «de legislatura».

«Es el momento de pasar de las palabras a los hechos -advirtió el podemita catalán-; no podemos esperar más». En la misma línea, instó a Justicia a agilizar la tramitación de los indultos. Asens ha esgrimido que «las próximas elecciones catalanas deben celebrarse con normalidad y es una anomalía que haya todavía presos independentistas en prisión». «Necesitamos acabar con esa anomalía», ha sostenido, reivindicando que «cualquier propuesta de desbloqueo del conflicto en Cataluña pasa inevitablemente por su desjudicialización». 

Desmentido de Europa

El anuncio del Gobierno de Sánchez de que revisará el concepto sedición para ajustarlo a los estándares europeos (países como Bélgica y Alemania rechazaron las euroórdenes contra los independentistas por no contemplarlas en sus códigos penales) provocó la reacción de Europa. Ante las declaraciones de la vicepresidenta Carmen Calvo justificando la reforma porque es «un mensaje que nos ha mandado Europa», el Ejecutivo comunitario negó haber cursado solicitud alguna a España en este sentido. El portavoz jefe de la presidenta Ursula von der Leyen, el también alemán Eric Mamer, aseguró que «no hay petición oficial de la Comisión Europea sobre este asunto». Asimismo, la portavoz de Justicia de la Comisión recordó que «las posibles reformas del código penal son competencia de los Estados miembros». El propio ministro de Justicia había señalado que Europa es la que ha hecho reflexionar sobre estos preceptos -rebelión y sedición- que «chirrían» y que «nunca habíamos tenido que tocar».

Por otra parte, el juez sustituto de la titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 5 de Cataluña ha aprobado conceder un permiso de tres días al exconsejero Josep Rull, tal como ya aprobó la junta de tratamiento de la prisión de Lledoners, y pese al informe contrario de la Fiscalía.

El Europarlamento impulsa el delito de sedición en las euroórdenes 

La Comisión de Libertades del Parlamento Europeo (Libe) acordó este martes que la sedición se incluya entre los delitos que pueden dar pie a una activación de la orden de detención y entrega europea. El visto bueno al informe promovido por el eurodiputado popular Javier Zarzalejos abre el camino para una reforma de la euroorden que podría acabar con la frustración por el rechazo a las solicitudes de extradición del Tribunal Supremo para los independentistas catalanes fugados Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí, hoy con escaño en la Eurocámara.

«Delitos contra el orden público y la integridad constitucional de los Estados miembros». En esos términos se reconoce el nuevo cargo que activaría el resorte de una entrega con base en la euroorden, que ya contempla hasta 32 delitos, y que se equipara con lo que el Código Penal español define como sedición.

El reconocimiento de hoy no tiene un efecto inmediato puesto que el procedimiento exige que pase de nuevo por la Eurocámara, previsiblemente este mes, para que posteriormente la Comisión Europea lance una propuesta legislativa que tendría que ser aprobada en un Consejo de Ministros de Justicia europeo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Podemos presiona para indultar a los presos del 1-O antes de los comicios en Cataluña