La cárcel de Brieva propone otra vez para Urdangarin el tercer grado que le revocó la Audiencia de Baleares

La Fiscalía no se opone y lo decidirá Instituciones Penitenciarias

Urdangarin, en el Hogar Don Oriane de Pozuelo de Alcarcón, donde realiza labores de voluntariado
Urdangarin, en el Hogar Don Oriane de Pozuelo de Alcarcón, donde realiza labores de voluntariado

La Junta de Tratamiento de la cárcel de Brieva (Ávila) ha propuesto por unanimidad la concesión del tercer grado o régimen abierto a Iñaki Urdangarin, una decisión que analizará la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias para tomar la decisión final.

Fuentes penitenciarias han explicado a Efe que ha sido por la mañana, en la reunión habitual de los jueves, cuando la Junta de Tratamiento ha tomado esa decisión, que puede suponer para el yerno del rey 48 días de permiso al año y salida de la cárcel todos los fines de semana.

Precisamente, la Fiscalía ya anunció en su día que si la Junta de Tratamiento lo acordaba por unanimidad, no iba a oponerse. La misma junta propone también que Urdangarin cumpla la condena en tercer grado en la misma cárcel en la que está y no en un centro de inserción social. Si accede al tercer grado, el marido de la infanta Cristina, condenado a 5 años y 10 meses por corrupción en el caso Nóos, podrá seguir yendo a realizar labores de voluntariado al Hogar Don Orione.

En septiembre, la Audiencia Provincial de Baleares, el tribunal que lo condenó, decidió revocarle el tercer grado penitenciario al estimar los recursos de la Fiscalía contra las decisiones del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Valladolid. Además, tampoco consintió que pudiese salir de prisión un fin de semana al mes.

Los magistrados entendieron que no se desprende «de la conducta global del interno una evolución suficientemente favorable, por el momento, que permita inferir una capacidad para llevar en lo sucesivo un régimen de vida en semilibertad, siendo precisa la consolidación de la evolución personal del mismo». Recordaron también que las penas privativas de libertad tienen como objetivo la reinserción social del reo, pero también la «prevención general y especial» mediante la intimidación al conjunto de la sociedad y al delincuente autor de delitos graves, que en el caso del marido de la infanta Cristina son los de prevaricación, tráfico de influencias, fraude y contra la Hacienda Pública.

Fue el titular de ese juzgado de Valladolid quien le concedió primero una flexibilización del segundo grado para salir un fin de semana al mes y lo clasificó unas semanas después en tercer grado. Ahora, la petición del recluso ha vuelto a la Junta de Tratamiento, que este jueves decidió volver a proponer el tercer grado para el preso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La cárcel de Brieva propone otra vez para Urdangarin el tercer grado que le revocó la Audiencia de Baleares