La Comisión Europea «vigila de cerca» el plan para modificar el poder judicial

El Gobierno acusa al PP de mantener una actitud «antipatriota» y «desleal»

Pedro Sánchez, este jueves en Bruselas con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel
Pedro Sánchez, este jueves en Bruselas con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel

La Voz

El intento de alterar el proceso de designación de los componentes del Consejo General del Poder Judicial por parte del Gobierno de coalición entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias para intentar doblegar la negativa del PP a renovar unos cargos que están caducados desde hace más de dos años se dirimirá también en Europa. A pesar de los esfuerzos del PSOE por intentar restarle importancia a la reforma, la intención de que los nuevos designados obtengan la plaza por una mayoría no cualificada causa inquietud en Bruselas.

Así, un portavoz de la Comisión Europea indicó que este organismo está «al tanto» y sigue «de cerca» el proceso de reforma del sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en España. Esa misma fuente recordó la importancia de que ese órgano no se perciba como «vulnerable a la politización». «La Comisión está al tanto del anuncio de este nuevo proyecto de ley. Estamos siguiendo de cerca los acontecimientos a este respecto», señaló Christian Wigand, el portavoz de la Comisión.

En el Informe sobre el Estado de Derecho del 2020, publicado recientemente, la Comisión subrayó «la importancia de reducir la influencia del poder legislativo o ejecutivo sobre el poder judicial a fin de fortalecer la independencia judicial», recordó Wigand.

Diversos cargos socialistas, desde la portavoz en Europa, Iratxe García, al ministro Luis Planas, repitieron ayer el mismo mensaje: «Los fondos europeos no dependen de esa reforma, que además respeta la Constitución».

Pero el problema está en la comparación con Polonia y Hungría, criticadas por la deriva autoritaria de sus Gobiernos. Los polacos ya se han hecho eco de las quejas sobre el intento de Sánchez e Iglesias de controlar el poder judicial y reclaman el mismo trato que España para evitar posibles recortes de fondos europeos. «Si la Unión Europea sanciona a Polonia por elegir al poder judicial por una mayoría de tres quintos del Parlamento, ¿qué hará Bruselas si España nombra el CGPJ por la mitad más uno?», tuiteó un alto cargo del Gobierno polaco.

La vicepresidenta Carmen Calvo aprovechó un corrillo con periodistas a la salida del Congreso este jueves para atacar al PP. «Mantienen una actitud antipatriota y desleal al incendiar en Europa el debate sobre la renovación del CGPJ sin el más mínimo pudor para confundir a los socios europeos en su intento de poner en solfa el rigor de la democracia española», lamentó.

Las asociaciones rechazan las intromisiones políticas y piden que sean los jueces los que elijan a sus representantes 

M. A. Alfonso / M. E. Alonso

Las críticas a la propuesta de reforma del poder judicial que presentaron PSOE y Unidas Podemos también llegaron desde dentro del país. Las principales asociaciones de jueces, a través de un comunicado, reconocieron haber recibido el anuncio con «estupor» ya que, como manifiestan, «choca frontalmente con las recomendaciones de fortalecer la independencia judicial». Sin embargo, están de acuerdo en la necesidad de desbloquear la renovación del Consejo General del Poder Judicial.

En un texto firmado por la Asociación Judicial Francisco de Vitoria, la Asociación Profesional de la Magistratura y el Foro Judicial Independiente, colectivos que reúnen a más de la mitad de los jueces en España, piden acabar con «las luchas políticas» que lo han llevado a una situación de bloqueo y consideran que el órgano «ha sido una moneda de cambio» entre los diferentes partidos.

Los jueces recuerdan que la razón de la creación del Consejo General del Poder Judicial no es otra que la de «mantener la independencia del órgano de gobierno de los jueces evitando su dependencia orgánica y funcional del Ministerio de Justicia». Por ello no entienden que el nombramiento de sus miembros «provenga de otro poder del Estado, como la práctica ha venido demostrando». 

Recurso en el Constitucional

Además, la Asociación Francisco de Vitoria presentó este jueves un recurso ante el Tribunal Constitucional para «desbloquear y despolitizar al mismo tiempo» la situación en la que se encuentra el CGPJ. Sin embargo, destacan desde este colectivo que esta acción «no va contra la reforma anunciada esta semana por el PSOE y Unidas Podemos, sino contra algo más concreto e inmediato: buscan que el Tribunal Constitucional inste al Parlamento a votar de una vez los nuevos vocales del CGPJ».

A las críticas de los jueces se sumó el líder del PP, Pablo Casado, quien denunció en Bruselas, donde participaba en una cumbre de los populares europeos, la «gran irresponsabilidad» que está cometiendo el Gobierno español al promover en el Congreso la reforma del poder judicial y advirtió de que está dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias para frenar esa propuesta.

«No se puede debilitar una gran nación como España y sus instituciones. Ninguna reforma de ningún país puede ir en contra de la independencia del poder judicial», subrayó el líder de la oposición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Comisión Europea «vigila de cerca» el plan para modificar el poder judicial