El exabogado de Podemos implica al núcleo duro de Pablo Iglesias en la caja B

Asegura que hacían contratos ficticios o los hinchaban y recibían sobresueldos

José Manuel Calvente Redondo, ex abogado de Unidas Podemos
José Manuel Calvente Redondo, ex abogado de Unidas Podemos

Madrid / La Voz

La denuncia presentada ante el juez por el exabogado de Podemos José Manuel Calvente describe el funcionamiento de una trama organizada para financiar ilegalmente al partido con una caja B y cobrar sobresueldos, en la que está implicada la dirección de la formación. En la denuncia, ratificada en su declaración ante el juez, Calvente pone el foco en el núcleo duro de Pablo Iglesias, que formaba, según afirma, una organización presuntamente corrupta que habría cometido delitos de financiación ilegal, organización criminal y blanqueo.

El primero de los señalados es Juan Manuel del Olmo, exsecretario de Comunicación de Podemos. Del Olmo, responsable de las campañas electorales del partido y de sus presupuestos, que habría ordenado la celebración de «contratos presuntamente ficticios o manifiestamente hinchados» con empresas como Neurona Comunidad, S.L., creada expresamente en España para la campaña de las elecciones generales 28 de abril del 2019.

Según declaró Calvente ante el juez, «todo el mundo en el partido sabía que Juan Carlos Monedero se llevaba comisiones de Neurona», que ha trabajado para gobiernos de países como Venezuela o Bolivia. Monedero era el responsable de «buscar empresas y gobiernos extranjeros con los que contratar» a través Neurona «fondos mediante contratos simulados», que servían para «su beneficio personal» y para «financiar a otros partidos extranjeros, y posiblemente a Podemos, a través de microcréditos».

Eliminar la transparencia

Otro de los señalados es Rafael Mayoral Perales, actual diputado y secretario de relaciones con la sociedad civil y movimientos sociales del partido y mano derecha de Iglesias. Según Calvente, «por el destino de los fondos del partido bajo la opacidad de la nueva Gerencia a partir del 2019, Mayoral parece ocupar el lugar de organizador y máximo destinatario de los fondos dispositivos». En la denuncia se cita a la Cooperativa Kinema, que fue fundada por Rafael Mayoral y que ahora dirige su pareja, Elena Marcello. La vicepresidenta de Kinema es Rocío Esther Val, gerente de Podemos desde el 2019. Esa cooperativa, según Calvente, actúa en realidad como gestoría laboral de Podemos, «sin licitación previa del servicio».

Todas las irregularidades en las cuentas con utilización de empresas y contratos ficticios o hinchados se habrían realizado con el conocimiento y la complicidad en la trama de Daniel de Frutos, tesorero del partido. Según Calvente, De Frutos se encargó de «eliminar toda publicidad y transparencia de la contabilidad de Podemos» y era responsable de conceder a dirigentes del partido, incluido él mismo, pluses ocultos a la militancia y gastos de transporte sin justificar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El exabogado de Podemos implica al núcleo duro de Pablo Iglesias en la caja B